Preguntas más frecuentes sobre Monos de Trabajo

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar un mono de trabajo?

El mono de trabajo es un accesorio que protegerá todo tu cuerpo. Debes usarlo sobre la ropa que llevas puesta, por ejemplo, encima de la camisa y el pantalón. Esto es porque el objetivo principal del mono es evitar que la ropa de abajo se ensucie. Además, brinda protección y proporciona una mejor temperatura corporal en momento fríos del año.

Antes de comenzar a trabajar debes ajustarlo bien a tu cuerpo y cerrar correctamente la cremallera, ya que en el trabajo probablemente estés expuesto a aceites, pinturas o químicos que podrían manchar la ropa que llevas debajo.

Asimismo, algunos modelos vienen con varios bolsillos, permitiendo herramientas o piezas importantes del trabajo.

 

Q2: ¿Cómo saber la talla de un mono de trabajo?

Usar la talla correcta de un mono de trabajo es muy importante, ya que este no deberá quedarte grande ni pequeño. Aunado a ello, la comodidad al momento de trabajar es importante, si no te queda correctamente ajustado, comenzará a molestarte en plena jornada laboral.

Para conocer la talla que debes elegir te daremos unos pequeños tips. La mayoría de estos monos los podrás encontrar en línea, normalmente, en Amazon. Si el vendedor ofrece alguna tabla con las tallas, revísala con detenimiento y en el proceso de compra elige la que mejor ajuste a tus dimensiones.

 

Q3: ¿Cómo hacer un mono de trabajo?

Uno de los primeros pasos que debes seguir para hacer un mono de trabajo es elaborar un patrón o molde, así que búscalo en Internet, pues allí hay diversas opciones. Seguidamente, reúne los materiales como la tela, tijera, hilo, cremalleras y botones en caso de que desees montarle de estos últimos. Por supuesto, también debes contar con una máquina de coser.

Una vez que tengas el patrón listo con las medidas, corta la tela y comienza a unir las piezas, cociendo poco a poco en la máquina.  Una vez armado el mono pega los bolsillos y la cremallera principal, la cual irá en la parte frontal y central del mono. Si sigues todos los pasos bien, en poco tiempo tendrás listo tu propio mono de trabajo.

 

Q4: ¿Cómo doblar un mono de trabajo?

El primer paso para doblar el mono de trabajo es estirarlo sobre una superficie plana, después doblas hacia el centro uno de los lados, aproximadamente un tercio. Seguidamente, doblas el tercio opuesto y sigues de la misma manera hasta completar la tarea. Trata de que te quede como si fuera un paquete, dado que así te será más fácil almacenarlo en una mochila para ir a trabajar o el armario de tu casa.

Q5: ¿Qué mono de trabajo debo usar?

El mono que debes usar dependerá del tipo de trabajo o actividad que vayas realizar. En su mayoría son elaborados en algodón, pero algunos vienen combinados con poliéster, cualquiera de ellos es útil para ti.

Si es para la industria química y farmacéutica, la mejor opción es el mono de trabajo desechable de categoría 3, así como de tipo 5 y 6, pues estos son especiales para protegerte de salpicaduras, partículas de polvo, virus, etc.

 

Q6: ¿Qué color es mejor para mi mono de trabajo?

Normalmente, si trabajas con una empresa, el color lo decida tu jefe, pero, si es para tu propia compañía o lo vas a utilizar en el hogar, hay libertad de elección. Una buena opción es el negro o azul oscuro, porque este tipo de monos no muestra mucho las manchas que le ocasiones al trabajar. Si vas a trabajar con la mecánica automotriz, te iría bien cualquiera de estos monos oscuros.

En cambio, si vas a trabajar con bricolaje, pladur o jardinería, quizá monos rojos, naranjas o verdes sean una buena opción para ti. Esto es porque son trabajos en los que normalmente no hay grasa, aceite u otros factores que manchen demasiado la tela de los monos.  

 

Q7: ¿Cómo lavar un mono de trabajo?

La limpieza del mono de trabajo será distinta según el tipo de tela y la labor que realizas. No obstante, cuando un mono de algodón y poliéster está demasiado sucio, primero deberás colocarlo en remojo y aplicar un quitamanchas. Posteriormente, lávalo con la cantidad de jabón adecuado, si es posible, con un jabón especial para manchas difíciles.

Un truco es usar un poco de jabón corta grasa, el que utilizas para lavar los platos, sobre todo, este será útil cuando está manchado de aceite. También, usa algún detergente que te ayude a eliminar malos olores.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS