Cómo utilizar un banco de trabajo

Última actualización: 05.12.22

 

Cuando tenemos habilidades para el bricolaje, ya sea de forma profesional o como afición, siempre vamos a querer tener un espacio para realizar este tipo de tareas más fácil y rápidamente.

Para ello están los bancos de trabajos que se ajustan a casi cualquier tipo de trabajo que realicemos en casa o en un taller.

 

Conoce sus partes

Los bancos de trabajo pueden llegar a ser muy útiles, ya sea que los utilices en casa o en un taller, siempre y cuando sepas qué puedes hacer sobre su superficie y con los demás elementos que pueda tener su diseño.

Por eso es muy importante que conozcas todas las partes de tu banco de trabajo. Si trabajas mucho con madera, aprende cómo fijar los listones bien sea para cortarlos o para lijarlos.

También dentro de las aplicaciones de estos espacios de trabajo se agregan accesorios, tales como las mordazas de fijación para cuando la madera esté redonda y requiera ser tratada.

Si tu banco de trabajo puede ampliar su espacio también debes saber cuál manivela utilizar para ello, al igual que para plegarla, si fuera el caso.

Qué trabajos puedes hacer en tu banco de trabajo

En este tipo de instrumento puedes realizar trabajos relacionados con el bricolaje que incluyen la carpintería, albañilería, electricidad y hasta la fontanería.

Para la carpintería puedes fijar madera y realizar cortes con mayor precisión, así como lijarla e, incluso, barnizarla o pintarla.

Para la albañilería también puedes utilizar el banco para unir las barras que formarán las columnas de la construcción o cualquier otro tipo de refuerzos que sea necesario para realizar un trabajo de calidad.

En general, son casi innumerables los trabajos que puedes realizar en tu banco de trabajo: doblar y tratar metales, atornillar o instalar partes eléctricas antes de fijarlas en la casa.     

 

Cuidados que debes tener

El banco que hayas elegido seguramente tiene una alta resistencia calculada específicamente para el tipo de trabajo para el que ha sido diseñado, pero este tiene un límite en cuanto al peso que es capaz de soportar, así que procura no poner sobre él un peso superior a su resistencia.

De esta manera, podrás trabajar en tu banco por mucho tiempo.

Procura también mantener su superficie lisa, evitando que las herramientas que puedas utilizar la dañen.

Recuerda que en el espacio de trabajo también puedes realizar trazados, por lo que cualquier defecto en la superficie afecta el trabajo.

Tampoco expongas la superficie a sustancias líquidas o corrosivas.

Mantén el banco en un área en el que no esté expuesto a la humedad y nunca lo dejes a la intemperie.

Mantenimiento

Mantén siempre limpia el área de trabajo y elimina cualquier residuo que pueda haberse adherido a la superficie del banco.

En caso de que algún tornillo que forme parte de su sistema de sujeción se afloje, ajústalo utilizando para ello la herramienta correcta.

Si el banco es plegable, nunca lo dejes por mucho tiempo abierto o cerrado.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS