Cómo utilizar un nivel láser

Última actualización: 05.12.22

 

La calidad de los pequeños y grandes proyectos en las áreas de la construcción y el diseño de interiores, depende de la exactitud que brinden sus medidas y sobretodo la nivelación de las estructuras.

Por esta razón, es de gran importancia saber cómo utilizar un nivel láser, por lo que hemos elaborado un artículo que te brindará la información necesaria para lograr acabados profesionales.

 

Posiciona el nivel láser

Coloca el dispositivo sobre una superficie plana que te brinde estabilidad, de esta manera evitarás que el nivel se mueva durante su uso. Evita las cajas y materiales de poca dureza, ya que podrían ceder con el peso del aparato. Al contrario, trata de que sean superficies sólidas.

Si es un espacio en construcción y no hay áreas que te brinden la altura deseada, puedes optar por un trípode, que te ofrece mayor estabilidad y puedes adquirirlo fácilmente en tiendas de herramientas. También, puedes conseguir pinzas y soportes para posicionar el nivel según tus necesidades.

Elige la proyección que necesites

Muchos niveles láser te brindan la posibilidad de escoger entre variados tipos de proyección, ya sea que necesites realizar una nivelación con una línea, dos líneas, puntos de plomada o líneas rotativas. Pero antes de realizar esto debes activar el aparato con el botón o interruptor de encendido integrado en alguno de los laterales.

Una vez encendido, el dispositivo proyectará la luz predeterminada en la superficie que tenga al frente. El siguiente paso es accionar los botones que indican la posición de las luces para elegir la que necesites, ya sea una línea en vertical, horizontal o en cruz. Si dispones de un modelo de láser rotativo, entonces solamente es necesario colocar el equipo a la altura deseada.

 

Nivela el dispositivo

Los niveles láser suelen ofrecer la capacidad de autonivelarse si los colocas en un rango de inclinación predeterminado, lo que facilita en gran medida su funcionamiento. Sin embargo, si deseas hacerlo de forma manual, podrías usar como referencia algunas de las líneas en la superficie de proyección y aprovechar su estructura para colocar la luz correctamente.

Por ejemplo, en las paredes puedes tomar en cuenta la recta de las columnas y proyectar en esa dirección, después solo debes girarlo al área exacta donde necesites la luz y ya estará nivelado. Puedes realizar el mismo procedimiento en el techo y suelo según sea el trabajo que realices. Por otro lado, para proyectar líneas en diagonal solo necesitas bloquear el péndulo, no obstante, en esta función podría ser necesario el uso de una guía para mayor precisión.

Almacenamiento

Al terminar el trabajo, solo debes apagar el dispositivo y desmontarlo, no es necesario retirar las pilas después de su uso, ya que no consume energía ni perjudica su funcionamiento mientras está apagado. En este sentido, solo debes resguardar el dispositivo en el interior de una bolsa de almacenamiento, que normalmente está incluida entre los accesorios. Si este no es el caso, puedes guardar el equipo en cualquier espacio mientras sea una entorno seco y limpio.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS