La mejor forma de elegir una sierra ingletadora

Última actualización: 30.09.22

 

Las sierras ingletadoras son capaces de hacer cortes transversales en piezas de madera, metales blandos y plástico, con el objetivo de formar ángulos perfectos que permiten unir correctamente los elementos para crear muebles y otros objetos. Sin embargo, existen diferentes tipos de ingletadoras que tienen usos específicos, por lo que es necesario tomar en cuenta ciertas características antes de comprar una.

 

Los diferentes tipos de ingletadoras y su aplicación

La sierra ingletadora está compuesta por una mesa de trabajo que sirve para colocar las piezas y unas guías para lograr cortes de diferentes ángulos 30°, 45°, 60° y en algunos casos 90°. Es una máquina parecida a la sierra circular, aunque es considerada más precisa, puesto que el resultado no depende del pulso del usuario, sino que cuenta con sistemas de ajustes que aseguran un acabado profesional.

Una primera clasificación puede ser entre las sierras manuales y las que funcionan con motor eléctrico. Las primeras a su vez vienen en dos diseños diferentes, unas que tienen caja de inglete y una sierra rectangular, plana pero con dientes muy finos. Las cajas para ingletar tienen un ancho predeterminado, por lo que su uso se limita al tamaño de la misma. Por otro lado, también existen las sierras ingletadoras con soporte de metal, que constan de un marco que tensa y sostiene la hoja, además de una mesa de trabajo más firme que ofrece cortes de 15° a 90°.

Las sierras manuales son útiles para uso doméstico, ya que sirven para realizar cortes sencillos en piezas pequeñas, pero demandan bastante trabajo por parte del usuario, además, requieren cierta experticia, por lo que resultan difíciles de utilizar para principiantes.

En cuanto a las ingletadoras eléctricas, estas funcionan con un motor que hace girar la hoja, por lo general, la sierra viene incorporada en un brazo articulado, para acercarla con la mano a la pieza y realizar cortes inclinados o rectos. La mayoría de los modelos también incluye un plato móvil en la mesa de trabajo, que permite hacer cortes de tipo transversal de 0 a 180 grados.

La sierra ingletadora eléctrica es una herramienta potente, que brinda la posibilidad de cortar piezas más grandes de diferentes materiales según la hoja utilizada. Además, puede ser usada en largas jornadas de trabajo sin causar demasiada fatiga en el usuario.

 

 

¿Cómo saber qué ingletadora eléctrica necesito?

Esta es una de las inquietudes que debes resolver antes de que te decidas a comprar una ingletadora eléctrica, ya que esto tiene relación directa con el uso real que le vas a dar. El objetivo es que realices una buena inversión, por eso lo primero es pensar en las necesidades, para después encontrar una máquina que cumpla con esos parámetros y esté acorde con tu presupuesto.

Aunque desees tener la mejor ingletadora del momento, primero piensa en el espacio que tienes disponible para colocarla, ya que algunos equipos son bastante grandes y no están recomendados para casas pequeñas. Por otro lado, hay modelos bastante portátiles que puedes trasladar de un sitio a otro fácilmente y almacenarlos cuando no los estés usando.

La potencia es otra característica que puede aumentar o disminuir el precio final de la ingletadora. Si quieres realizar proyectos de bricolaje sencillos esporádicamente y desde la comodidad del hogar, entonces no será necesario invertir una gran cantidad de dinero en una sierra profesional, sino que puedes revisar los equipos más básicos que ofrecen potencia media. Ahora bien, en caso de que vayas a utilizar la sierra todos los días en un taller, entonces sí te conviene una de gama alta para mayor precisión y resultados más limpios.

En cuanto al presupuesto, la utilidad de la ingletadora justifica la inversión, por ejemplo, si vas a utilizarla para producir muebles y otras piezas como parte de un emprendimiento, vale la pena gastar dinero en una herramienta más resistente y duradera, ya que una de gama baja no resistirá el uso constante y a largo plazo tendrás que gastar el doble.

Las ingletadoras eléctricas telescópicas tienen un brazo extensible, para proporcionar un rango de corte más amplio y profundo, que permite cortar piezas de mayor grosor, pero pueden ser más caras y están indicadas para talleres de carpintería donde es necesaria una extrema precisión.

Sin embargo, aunque escojas una de las más baratas, es bueno que tenga un plato giratorio con las respectivas medidas marcadas correctamente, así como una pinza para fijar la pieza, guías de corte tanto superior como lateral, protector para el disco y si es posible conector para la aspiradora, que será de gran ayuda para mantener el espacio limpio.

 

 

¿Qué debo tomar en cuenta al momento de elegir una ingletadora?

Una de las características más relevantes es la potencia del motor, que en muchos casos es variable, entre 1200 y 2000 W. En este sentido, la velocidad de rotación puede estar entre las 3000 y 5000 rpm. Estos datos son de gran importancia al seleccionar la sierra, ya que a mayor potencia puede cortar materiales más duros y en menos tiempo.

La mayoría de la las ingletadoras vienen con una o más hojas incluidas, pero cada sierra puede tener un uso diferente de acuerdo al tipo de material que vas a cortar. En este sentido, los discos generalmente tienen entre 40 y 60 dientes, según los expertos, una mayor cantidad de dientes permite cortes más finos.

La estabilidad de la mesa también es importante, ya que esto permite hacer cortes limpios. Por lo general, está elaborada con acero o fundición de aluminio y debe incluir los respectivos topes ajustables para mantener la pieza en la posición correcta. La mesa de trabajo también puede tener un sistema de prensado para evitar el movimiento mientras realiza el corte.

Las medidas de ancho y alto del corte son fundamentales para saber el tamaño de las piezas que podemos cortar. Las ingletadoras básicas tienen una anchura máxima de 140 mm aproximadamente, pero las ingletadoras más avanzadas pueden ofrecer hasta 320 mm. 

Como hemos observado, hay muchas variables que influyen en la selección de una ingletadora, pero la mejor forma de elegir una es tomando en cuenta cada característica y comparándola con tus necesidades particulares, de esta manera, podrás hacer una mejor inversión.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS