Las 9 Mejores Llaves Inglesas de 2022

Última actualización: 27.09.22

 

Llave inglesa – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

La llave inglesa es una de las herramientas más prácticas y versátiles que existen, ya que puede sustituir un juego completo de llaves fijas, gracias a su mordaza que puede ser ajustada al tamaño de la tuerca. Sin embargo, hay muchos modelos disponibles en el mercado, por lo que hemos seleccionado los más relevantes. La Stanley 0-90-949 tiene una longitud de 25 cm y ofrece una apertura máxima de 3,3 cm. Por su parte, la Ox Tools OX-P560208 cuenta con una escala de medición en la mandíbula y el cabezal es ultra delgado para alcanzar lugares estrechos.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Las 9 Mejores Llaves Inglesas – Opiniones 2022

 

Hay proyectos en el hogar que requieren el uso de llaves fijas de muchos tamaños, pero esto puede resultar poco práctico, por esta razón, hemos preparado esta lista con 9 de las mejores llaves inglesas del 2022, para que puedas realizar el trabajo de forma más cómoda y práctica con una sola herramienta.

 

Llave inglesa grande

 

1. Stanley 0-90-949 Llave ajustable bimateria

 

Muchos usuarios piensan que esta es la mejor llave inglesa del mercado actual, ya que tiene unas medidas que resultan útiles para muchos trabajos. En este caso, mide 25 cm de largo y ofrece un ancho máximo de mordaza de 3,3 cm, pero también está disponible con unas dimensiones de 20 x 2,4 cm para tuercas más pequeñas. 

Esta llave inglesa grande ha sido elaborada con cromo vanadio, que es un acero muy particular, ya que está hecho de aleaciones que le brindan propiedades especiales, tales como dureza, resistencia a la corrosión y una gran tolerancia de carga, de manera que la herramienta es capaz de ofrecer una larga vida útil.

Por otra parte, cuenta con un mango bimaterial, que permite una sujeción más ergonómica y firme. Además, es vistoso, ya que tiene la clásica combinación de colores amarillo y negro de la marca Stanley.

Si no sabes qué llave inglesa comprar, es posible que te interese este producto, por lo que vale la pena revisar con más detalle sus características más importantes.

 

Pros

Tamaño: Es una llave grande, que tiene unas medidas de 25 x 3,3 cm, pero también existe una versión más compacta de 20 x 2,4 cm. 

Material: Ha sido fabricada con un acero especial llamado cromo vanadio, que ofrece resistencia y durabilidad.

Mango: Tiene mango bimaterial que brinda una mejor sujeción. 

 

Contras

Holgura: Como ocurre con la mayoría de llaves ajustables, esta tiene aproximadamente 1 mm de holgura. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa pequeña

 

2. Ox Tools OX-P560208 Hand Tool

 

Para saber cuál es la mejor llave inglesa hay que analizar cada una de las características de los modelos disponibles, en este caso, se trata de una herramienta compacta, que cuenta con un cabezal ultra delgado para permitir un acceso fácil a los espacios estrechos, además, es muy fácil de trasladar de un lugar a otro, ya que pesa solo 227 g y mide 1,5 x 7,3 x 20 cm, por lo que puede ser conveniente para fontaneros y otros técnicos a domicilio.

Esta llave inglesa pequeña tiene un cabezal ajustable en un máximo de 3,2 cm, para que puedas adaptarlo al tipo de tuerca o tornillo con el que estés trabajando. Sin embargo, también tiene una llave inglesa fija en el otro extremo de la herramienta, que puede ser útil para pequeños ajustes rápidos. Además, es de construcción robusta, de modo que ofrece una larga vida útil.

La mejor llave inglesa del momento no es necesariamente la más cara, sino aquella que te permita realizar el trabajo de forma cómoda y en menos tiempo.

 

Pros

Escala: Incorpora una amplia escala de medición de 3,2 cm, para seleccionar el ajuste preciso dependiendo del tamaño de la tuerca. 

Doble: No solo cuenta con la mordaza ajustable, sino que incorpora una segunda mordaza fija para trabajos de menor envergadura.

Practicidad: Mide 1,5 x 7,3 x 20 cm y pesa solo 227 g, por lo que resulta muy práctica para trasladarla a todas partes. 

 

Contras

Mango: Aunque tiene un diseño ergonómico, el mango no está recubierto de goma u otro material para suavizar la sujeción.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa Mannesmann palmera

 

3. Mannesmann M19873 Llave ajustable 12″

 

Esta es una llave inglesa Mannesmann palmera, por lo que estamos ante una herramienta de gran calidad, diseñada bajo estrictos estándares internacionales, de esta manera, ofrece durabilidad y precisión. Está elaborada de acero con acabado de cromo multicapas, que no solo le otorga una gran dureza para resistir impactos, sino que también la protege de la corrosión.

Puede ser utilizada para distintos proyectos de reparación en el hogar, el coche e incluso para la fontanería. Tiene una longitud de 30 cm y ofrece una apertura máxima de mordaza de 3,5 cm, para que puedas utilizarla con elementos de diferentes tamaños.

El sistema de ajuste es a través de una moleta central incorporada en la cabeza de la herramienta para facilitar el trabajo. Por si fuera poco, cuenta con un mango antideslizante elaborado en PVC, un material termoplástico muy resistente, que además de comodidad ofrece una larga vida útil.

Para apretar tuercas y tornillos de forma sencilla, es importante contar con una buena llave inglesa. Veamos las principales características de este modelo.

 

Pros

Calidad: Ha sido elaborada por una empresa alemana de gran prestigio, por lo que la calidad del producto está garantizada.

Moleta: Tiene una moleta central muy fácil de usar que permite ajustar el ancho de la mordaza.

Material: Está elaborada en acero con acabado al cromo en varias capas, que aporta suficiente dureza y resistencia para una vida útil más larga.

 

Contras

Precisión: Es posible que la escala métrica no sea suficientemente precisa debido a una leve holgura del cabezal.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa de 20 pulgadas

 

4. Irega M74838 Llave ajustable 20″ 

 

Se trata de una herramienta con un tamaño considerable para trabajos exigentes en sectores industriales, que cuenta con una longitud de 50 cm aproximadamente y una apertura máxima de mordaza de 6,2 cm, lo que significa que puede ser utilizada para apretar tuercas y tornillos grandes.

Esta llave inglesa de 20 pulgadas ha sido fabricada cumpliendo los estándares más altos, por lo que ha superado la norma UNE 16-532:2002 de herramientas manuales para tornillos y tuercas. Además, tiene una estructura firme de acero al cromo vanadio forjada en una sola pieza, por lo tanto, evita el desgaste y brinda una gran durabilidad.

Para mayor practicidad, cuenta con una moleta lateral que permite ajustar el ancho de la mordaza para adaptarla al tamaño del tornillo. La escala viene marcada en milímetros y la mordaza movible tiene una punta indicadora pintada que aumenta la precisión.

La mejor marca de llaves inglesas debe ofrecer productos para todas las necesidades, ya sea de tipo doméstico o profesional, como ocurre con este modelo de la empresa española Irega.

 

Pros

Longitud: Tiene una longitud de 50 cm que permite utilizarla para tareas de mayor exigencia en talleres especializados.

Ajustable: Permite un ancho de mordaza máximo de 6,2 cm, suficiente para tuercas y tornillos grandes.

Estructura: Ha sido forjada en una sola pieza con acero al cromo vanadio, que le aporta dureza y resistencia.

 

Contras

Traslado: Se trata de una herramienta grande, por lo que no resulta práctica para trasladarla de un sitio a otro.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa de 30 pulgadas

 

5. Bahco 87 Ajustable Mol. Central

 

Para los trabajos más pesados y exigentes en el sector industrial, minería, petróleo, construcción metálica, entre otros, puede ser de gran utilidad esta llave inglesa de 30 pulgadas, ya que cuenta con una apertura máxima de mordaza de 8,5 cm, suficiente para trabajar con tornillos, tuercas y barras de gran magnitud.

Ha sido fabricada con aleación de acero de alto rendimiento y está forjada en una pieza única para mayor resistencia y durabilidad. Por otro lado, cuenta con una cabeza angulada en 22,5° para mejorar la accesibilidad, además, incorpora una escala grabada a láser en milímetros que permite prefijar con mayor precisión. 

Gracias a la longitud del mango de 76,2 cm, ofrece un efecto de palanca para realizar trabajos difíciles con menos esfuerzo físico. Como ocurre con otras herramientas de esta marca, la llave inglesa Bahco 87 cumple con las normas DIN 3117, ISO 6787 y ASME B107.8-2003.

Si necesitas una herramienta grande y ajustable para uso profesional, te puede interesar este modelo, por lo que vale la pena revisar sus pros y contras.

 

Pros

Tamaño: Es una de las más grandes de esta lista, por lo que sirve para realizar trabajos exigentes donde una pequeña llave no es suficiente.

Accesibilidad: Permite un mejor acceso a tuercas y tornillos, gracias a su cabeza angulada en 22,5°.

Material: Ha sido fabricada con acero de aleación, que presenta mayor dureza y resistencia para un alto rendimiento a nivel profesional.

 

Contras

Peso: Debido a su tamaño y material, esta llave pesa 5,6 kg, sin embargo, es una característica común de las herramientas grandes.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa Bellota

 

6. Bellota 6464-8 llave ajustable moleta lateral

 

Esta es considerada por muchos usuarios como la mejor llave inglesa de relación calidad precio, ya que no es muy cara y sin embargo ha sido fabricada con acero de alta calidad. Está sometida a dos tratamientos térmicos; temple y revenido, que garantizan la dureza de la herramienta, por lo que es prácticamente irrompible para ofrecer una larga vida útil. Además, la llave ha sido forjada en una sola pieza.

Cuenta con una mordaza ajustable a través de una práctica moleta lateral, para que puedas elegir una apertura máxima de 2,6 cm, de este modo, permite trabajar con tuercas y tornillos de diferentes tamaños. Además, las mordazas son delgadas y largas para brindar acceso a lugares difíciles. Por si fuera poco, su sistema de ajuste no tiene holguras, brindando de esta forma mayor firmeza, control y precisión al apretar o soltar tuercas. 

Si te interesa comprar productos baratos pero al mismo tiempo útiles y de alta calidad, entonces te puede interesar esta llave inglesa Bellota.

 

Pros

Mordazas: Las mordazas están diseñadas especialmente para alcanzar lugares difíciles, por lo que son largas y delgadas.

Tratamiento: El acero utilizado en su fabricación ha sido sometido a temple y revenido para mayor resistencia.

Moleta: Cuenta con una moleta lateral muy fácil de usar que permite ajustar el ancho.

 

Contras

Pequeña: Esta es una de las más pequeñas de la lista, sin embargo, también resulta muy práctica.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa Bahco

 

7. Bahco 8072 IP Llave ajustable fosfatada 

 

De este modelo destaca su longitud de 25,5 cm y su ancho máximo de 3 cm, que permite sustituir varias llaves de diferentes tamaños, ya sea para realizar trabajos en el hogar o en un taller especializado. Además, cuenta con una cabeza compacta que permite acceder fácilmente a lugares complicados, sin embargo, resulta al mismo tiempo robusta y duradera.

En este sentido, ha sido elaborada con aleación de acero con un proceso de templado de precisión, así como un tratamiento anticorrosión con el método de fosfatación. De esta manera, cumple con las normas ASME B107.8M – 1996 y BS 6333, así como ISO 6787 y DIN 3117.

La mordaza movible de esta llave inglesa Bahco se puede ajustar mediante una moleta central de funcionamiento suave. Además, la cabeza incorpora una escala en milímetros que permite tomar medidas precisas.

La practicidad es una de las características más relevantes de este modelo, sin embargo, es bueno tener en cuenta sus pros y contras antes de tomar una decisión.

 

Pros

Cabeza: Esta llave inglesa tiene una cabeza compacta que facilita el acceso a los lugares más difíciles.

Tratamiento: Está elaborada con aleación de acero y reforzada con un tratamiento anticorrosivo por fosfatación, que mejora su resistencia.

Suavidad: La moleta central ofrece un ajuste suave para facilitar el trabajo.

 

Contras

Apertura: Debido al tamaño compacto, la apertura de 3 cm es insuficiente para trabajar con tuercas de grandes dimensiones.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa Irimo

 

8. Irimo BH001061

 

Esta llave inglesa Irimo está fabricada con acero al cromo vanadio, por lo que ofrece una dureza de 40-45 HRc y resiste la corrosión para una larga vida útil. Además, el material tiene acabado mate que le aporta un aspecto más sobrio para talleres profesionales. En este sentido, cumple con los estándares ISO 6787, DIN 3117 y UNE 16532.

Cuenta con un ángulo de cabeza de 15° así como mordazas largas que permiten acceder a espacios estrechos sin mayores dificultades. Asimismo, incorpora una moleta lateral fácil de utilizar para ajustar la apertura al tamaño de las tuercas o tornillos que estés usando. 

Para mayor funcionalidad, incorpora una escala en milímetros localizada en la cabeza de la herramienta, para que puedas realizar medidas precisas rápidamente. Por si fuera poco, tiene un agujero en uno de los extremos que sirve para colgarlo en el tablero de herramientas.

Si deseas comprar una llave ajustable, debes tomar en cuenta la calidad de los materiales, ya que de esto depende la vida útil de la herramienta.

 

Pros

Dureza: Esta llave cuenta con una dureza de 40-45 HRc, por lo que resiste impactos.

Ángulo: Cuenta con un ángulo de cabeza de 15° que permite acceder con mayor facilidad a lugares estrechos.

Acero: Ha sido elaborada con acero al cromo vanadio para una mayor resistencia a la corrosión.

 

Contras

Precio: Este modelo tiene un precio considerable si lo comparamos con otros productos similares, sin embargo, puede ser utilizado en talleres profesionales.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Llave inglesa doble

 

9. Mxeco 8-42 mm Llave inglesa ajustable universal

 

Esta es una de las opciones más baratas de esta selección, pero al mismo tiempo es una herramienta útil para el uso profesional y doméstico, ya que permite reparar distintos dispositivos con tuercas y tornillos de diferentes tamaños. En este sentido, esta llave inglesa doble puede ser una buena inversión a corto y largo plazo.

Se trata de una herramienta que funciona como llave inglesa de carraca, ya que tiene un mecanismo de ajuste automático, con sistema de autobloqueo, que se adapta al tamaño y forma de la tuerca o el tornillo. En este caso, permite una apertura de 8 mm a 42 mm, de modo que sirve para ajustar tuberías de agua.

Tiene una estructura sólida elaborada en acero de alta calidad, por lo que cumple con los estándares internacionales del sector de herramientas. De este modo, es un producto resistente que ofrece una larga vida útil.

Una buena herramienta no solo debe ser funcional, también es importante que tenga un precio asequible. Tal es el caso de este modelo.

 

Pros

Doble: Cuenta con una cabeza en cada extremo con diferentes tamaños para trabajar con tuercas de distintas dimensiones.

Uso: Gracias a su funcionalidad, puede ser utilizada para reparar el coche, tuberías de agua y otras tareas.

Mecanismo: Cuenta con autobloqueo y rearme automático, gracias a que incorpora un sistema de resorte con diseño único.

 

Contras

Ajuste: Debido a que no tiene moleta sino que funciona de forma automática, el ajuste es menos preciso que el de una llave inglesa tradicional.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía de compra

 

Entre las herramientas más prácticas está la llave inglesa, ya que permite ajustar la mordaza para realizar el trabajo con facilidad y precisión. Sin embargo, hay muchos modelos diferentes en el mercado, lo que puede dificultar la selección del producto, por esta razón, hemos preparado esta guía para comprar la mejor llave inglesa.

Dimensiones

Al realizar una comparativa de llaves inglesas podemos observar que existen modelos de distintos tamaños, es por esto que debemos definir en primer lugar cuál es el uso que le vamos a dar a la herramienta, ya que de esto depende si elegimos una llave pequeña o grande que podamos adaptar a nuestras necesidades.

Las llaves inglesas compactas son adecuadas para trabajar en reparaciones de dispositivos de pocas dimensiones, ya que por lo general estos tienen tuercas y tornillos pequeños. Aunque son muy útiles en el hogar, estas mini herramientas también se pueden llevar a todas partes, por lo que resultan prácticas para realizar trabajos profesionales a domicilio. Por lo general, tienen una longitud entre 20 y 25 cm aproximadamente y un ancho máximo de mordaza que puede estar entre 2,4 y 3,3 cm.

Por su parte, las llaves inglesas de mayor tamaño están recomendadas sobre todo para un uso industrial, en los casos donde los dispositivos tienen tuercas y tornillos de grandes dimensiones, por esta razón, es común encontrar modelos de 25 a 80 cm de longitud. Las que tienen el mango más largo sirven para hacer palanca, facilitando el ajuste en trabajos profesionales de gran exigencia. En este sentido, pueden ofrecer más de 8 cm de ancho de trabajo en la mordaza.

 

Materiales

Si te preocupa cuánto cuesta una llave inglesa, entonces debes considerar los materiales que han sido utilizados en la fabricación, ya que esto puede influir notablemente en el precio del producto. Asimismo, puede ser determinante para la resistencia de la herramienta, de esta manera, es posible saber si es de uso eventual en el hogar o es apta para utilizarla con regularidad en talleres de reparación.

El material más popular en este caso es el acero, ya que ofrece una alta resistencia y durabilidad, sin embargo, algunas llaves inglesas están hechas de aleaciones de este metal con otros elementos como el cromo y el vanadio, que le aportan mayor dureza y le permiten soportar la corrosión, por lo tanto, se trata de herramientas prácticamente irrompibles.

Hay llaves inglesas que tienen un mango bimaterial, lo que significa que está elaborado con dos tipos diferentes de materiales, como pueden ser el polipropileno y la fibra de vidrio, que ofrecen una gran resistencia y al mismo tiempo permiten una mejor sujeción para mayor ergonomía a la hora de apretar tuercas y tornillos. Aunque este tipo de llaves pueden ser un poco más caras, también puedes conseguir una buena y económica al mismo tiempo.

Diseño

El diseño tiene un papel importante en el caso de las llaves inglesas, debido a que puede influir en su funcionalidad e incluso en la vida útil de la herramienta. En este sentido, debemos prestar especial atención a la cabeza, en cuanto al grosor y el largo de las mordazas, para saber si funcionará en el caso de alcanzar tuercas y tornillos en lugares estrechos. Así, ciertos modelos incluso tienen un ángulo de inclinación en la cabeza para mayor practicidad.

La cabeza de la llave puede tener la moleta o botón giratorio en un lateral o en el centro, esto depende sobre todo de la preferencia del usuario, ya que ambos sistemas son prácticos y suaves en la mayoría de las llaves inglesas modernas. Además, algunos modelos incluyen un agujero en el extremo opuesto a la cabeza que sirve para colgar la herramienta en la pared, lo que permite un acceso inmediato en el taller.

En cuanto a la estructura de la herramienta, es recomendable comprar un modelo que haya sido forjado en una sola pieza, ya que de esta forma será más fuerte y duradera, sobre todo para uso frecuente en trabajos exigentes. En este sentido, el peso de la llave inglesa es fundamental para saber si podrás llevarla a todas partes, por eso es bueno revisar este dato en los detalles técnicos del producto. 

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo utilizar una llave inglesa?

La llave inglesa es muy fácil de utilizar, lo primero que debes hacer es separar la mordaza fija de la móvil, mediante la moleta central o lateral. La idea es que la distancia entre ambas mordaza sea mayor que el tamaño del elemento que necesites ajustar. De este modo, solo debes acercar la herramienta y juntar lentamente las mordazas hasta alcanzar un buen ajuste de la tuerca o el tornillo, para que puedas soltar o apretar según la necesidad del momento.

Si se trata de una llave inglesa tipo carraca, su ajuste es automático, solo debes colocar los tres puntos de apoyo al rededor de la tuerca y girar a la derecha para bloquear la herramienta y apretar. Si lo que deseas es desatornillar, entonces tienes que cambiar el sentido de la herramienta y girar hacia la izquierda. 

Q2: ¿De qué está hecha la llave inglesa?

El material por excelencia utilizado para la fabricación de las llaves inglesas es el acero, esto se debe a que es un metal muy fuerte y no resulta demasiado pesado, sin embargo, algunos modelos están hechos de una aleación de acero al cromo vanadio, que le aporta al producto mayor dureza y resistencia a la corrosión, de esta manera, la herramienta puede ofrecer una vida útil más larga.

Aunque algunas llaves inglesas son forjadas en una sola pieza de metal, otras tienen un mango hecho de fibra de vidrio y polipropileno, dos materiales muy duraderos que sin embargo proporcionan una sujeción más ergonómica a la hora de realizar el trabajo.

 

Q3: ¿Cómo quitar el óxido de una llave inglesa?

Es posible restaurar una llave inglesa que esté oxidada por los efectos de la humedad. En primer lugar, hay que retirar la capa de óxido con un cepillo de alambre, pasándolo por toda la superficie con fuerza. Después, puedes utilizar un taladro con un accesorio para pulir metales, la idea es visualizar el metal bueno que está detrás de la superficie dañada. A continuación, es recomendable lubricar el mecanismo de ajuste de las mordazas, de modo que recupere la suavidad, para esto puedes utilizar aceite multiusos en aerosol o con gotero.

 

Q4: ¿Por qué se resbala la llave inglesa?

Hay al menos dos formas de deslizamiento de la llave inglesa. La más común es por un ajuste incorrecto al momento de controlar la mordaza móvil para apretar la tuerca. Esto puede ocurrir por falta de experiencia del usuario, pero también por la holgura que tienen algunas llaves, en este último caso, solo debes girar un poco más la moleta para hacer mayor presión sobre la cabeza del tornillo y así superar la falla.

La otra forma de deslizamiento tiene que ver con el mango y la sujeción, sobre todo si la herramienta no tiene un mango apropiado. Para evitarlo, puedes utilizar guantes con superficie antirresbalante en la palma de las manos, esto es especialmente importante si estás trabajando en entornos húmedos o con aceites.

 

Q5: ¿Qué es mejor, llave inglesa convencional o de carraca?

No podemos decir que una sea mejor que la otra. La llave inglesa convencional permite un ajuste muy preciso y de hecho incorpora una escala en milímetros para realizar trabajos profesionales. Por su parte, la llave inglesa de carraca ofrece una gran practicidad, ya que se ajusta de forma automática al tamaño y forma de la tuerca o tornillo.

 

Q6: ¿Cómo limpiar una llave inglesa?

Puedes limpiar la llave inglesa con ingredientes que tengas en casa. Para comenzar, debes introducir la herramienta en un recipiente con vinagre blanco, tratando de cubrirlo completamente. Es importante que lo dejes actuar por unos minutos para después pasar un cepillo de dientes y quitar cualquier suciedad u óxido que tenga la llave. Después, puedes mezclar 1 taza de bicarbonato de sodio con 2 tazas de agua para sumergir la llave en este compuesto, dejando unos minutos para remover los restos de suciedad. Finalmente, solo tienes que secar la herramienta y aplicar aceite natural de coco o un lubricante multiusos. 

Q7: ¿Quién inventó la llave inglesa?

Aunque no hay consenso entre los historiadores, la mayoría piensa que fue Edwin Beard Budding, un ingeniero inglés que vivió entre 1795 y 1846, sin embargo, también fueron importantes los aportes del sueco Johan Petter Johansson en 1892.

 

Q8: ¿Qué significan las pulgadas de una llave inglesa?

En las llaves inglesas, las pulgadas se refieren a la longitud de la herramienta utilizando la medida estándar americana. Por lo tanto, una llave inglesa de 30 pulgadas es una herramienta que mide 76,2 cm de largo.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS