Las 7 Mejores Cámaras Termográficas de 2022

Última actualización: 27.09.22

 

Cámara termográfica – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Quienes desean incrementar la seguridad de los espacios o estudian la termografía y la temperatura en la superficie de los objetos deben considerar tener un instrumento que detecte el calor y los cuerpos, aunque no haya luz visible. Esto es posible con una cámara termográfica. Entre todas las alternativas, dos figuran entre las preferencias de los usuarios. En primer lugar, encontramos el modelo Flir C2, un dispositivo de dimensiones compactas, que emite imágenes térmicas mejoradas e incluye un software sencillo mediante el cual se pueden hacer informes. Otro modelo es el Seek Thermal LW-EAA, una cámara portable y precisa que puede ofrecer imágenes en total oscuridad, a plena luz o en escasa visibilidad. 

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Las 7 Mejores Cámaras Térmicas – Opiniones 2022

 

No todas las cámaras son capaces de capturar el calor o imágenes bajo escasas condiciones de luz. De modo que, si se desea mejorar la precisión de las imágenes en un circuito cerrado o para otros fines profesionales, las cámaras termográficas serían buenas aliadas. Para tomar una decisión de compra acertada se deben analizar opciones y, para que la elección sea más sencilla, puedes tener en cuenta estas propuestas que son consideradas como las mejores cámaras termográficas.

 

Cámara termográfica Flir

 

1. Flir C2 Sistema de Captura de Imágenes Térmicas Compacto

 

Quienes buscan la mejor cámara termográfica del mercado, pueden considerar este modelo como su alternativa, ya que suele ser reconocido por su adecuado rendimiento. Esta cámara termográfica Flir es de propiedades compactas y peso liviano, por lo que se puede llevar sin inconvenientes en un bolsillo. Para mejorar la iluminación, esta cámara ha sido dotada con una luz LED que puede ser utilizada como linterna.

Además, las imágenes térmicas emitidas tienen un nivel de detalle mejorado, gracias al procesamiento MSX, lo que ayuda a identificar con facilidad las áreas con inconvenientes. De acuerdo con sus especificaciones, las imágenes radiométricas almacenan un total de 4800 píxeles y es un instrumento apto para captar mediciones que van desde -10 grados hasta 150 grados. 

La cámara está fabricada en vidrio de borosilicato e incluye una pila para su funcionamiento, así como un software que permite crear informes con estándares para el análisis térmico. 

Flir C2 tiene los atributos para ser considerada como la mejor cámara termográfica del momento. Conoce sus pros y contras.

 

Pros

Diseño: Tiene un diseño compacto y liviano, de propiedades portables y color negro.

Construcción: Su construcción es sólida y resistente y se puede sujetar con facilidad, lo que mejora su uso.

Análisis: Incluye un software que permite hacer un análisis e informes para estudios térmicos posteriores.

MXS: Aunque es pequeña, su funcionamiento es adecuado para trabajos a corta distancia e incluye modo de imagen MXS. 

 

Contras 

Tiempo: El tiempo de procesamiento de las imágenes puede ser un poco lento y demorar más que en otros modelos.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Flir Tg165-X Msx Cámara Térmica

 

A la hora de mantener controlado el entorno, en términos de calor, la cámara termográfica Flir Tg165-X es otra solución de calidad. Hablamos de un modelo que incluye la tecnología MSX. Esta agrega detalles de nitidez a las imágenes, lo que facilita hacerse una idea más clara de lo que captamos con la cámara infrarroja.

Para ello, el producto es capaz de percibir temperaturas desde los -25 a los 300 grados Celsius. Algo que lo hace ideal si necesitas una cámara termográfica para detectar fugas de agua, para medir el rendimiento de calderas y motores o para cualquier otra tarea. Un uso en el que también destacan la calidad de representación y el indicador de temperatura de la pantalla.

El modelo se remata con un diseño ligero y fácil de utilizar. Basta con enfocar el producto para obtener lecturas casi al momento. Además, al ver en pantalla dónde estamos apuntando, es más fácil aplicar el haz de luz con certeza allí donde sea necesario.

Te dejamos más datos de este modelo, que destaca entre las mejores cámaras termográficas del 2022.

 

Pros

Pantalla: Su pantalla de buen tamaño hace más fácil ver con claridad los datos medidos, con un adecuado contraste.

Puntero: El puntero facilita saber con precisión la zona a la que estamos apuntando con el equipo.

Capacidad: El producto es capaz de medir temperaturas desde los -25 a los 300 grados Celsius aproximadamente.

 

Contras 

Aplicaciones: No es la solución más adecuada para quienes necesiten una simple cámara de temperatura, teniendo un perfil más bien profesional.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cámara termográfica para móvil

 

3. Seek Thermal Compact Cámara de imagen térmica

 

Con un campo de visión amplio, este modelo de cámara termográfica para móvil del fabricante Seek Thermal tiene un adecuado funcionamiento y es capaz de detectar la luz infrarroja invisible, para mostrar una marca térmica en el dispositivo móvil. 

Este instrumento portable y de propiedades resistentes está equipado con tecnología innovadora, por lo que se puede conectar al móvil para emitir más de 32000 pixeles térmicos, de modo que es una cámara apta para ser utilizada tanto en interiores como en exteriores. La compatibilidad de este dispositivo permite que se conecte al teléfono y, desde la aplicación, es posible acceder a los ajustes y solventar inconvenientes de forma rápida, eficiente y fiable. 

Está construida con materiales aptos para exponerse a las inclemencias de la naturaleza, ya que posee una carcasa hermética protectora y está disponible en color negro. Sin importar las condiciones de luminosidad u hora del día, este modelo funciona de forma precisa.

Antes de tomar una decisión, conviene conocer a detalle el modelo. Aquí tienes algunas características positivas y negativas de esta opción, que puede ayudarte a elegir qué cámara termográfica comprar.

 

Pros

Temperatura: Funciona al detectar temperaturas desde -40 hasta 330 grados centígrados. 

Resistencia: Es fuerte e incluye una carcasa protectora de propiedades herméticas que asegura su durabilidad.

Versatilidad: Puede utilizarse bajo cualquier condición, ya sea oscuridad absoluta, con iluminación o poca visibilidad.

Tecnología: Está dotada con tecnología de última generación que detecta de forma inmediata las pérdidas de aire y diagnostica sobrecargas. 

 

Contras

Uso: Su uso no es sencillo. Aunque incluye un manual, el usuario debe tener conocimientos básicos para sacarle provecho.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Perfectprime Ir0102 (Ir) Infrared Thermal Imager Cámara

 

Encontrar una cámara termográfica de precio ajustado no siempre es fácil, sobre todo si la quieres para conectarla a tu smartphone. No obstante, esto no impide encontrar soluciones de calidad, como la cámara termográfica para móvil Perfectprime Ir0102.

Esta solución de tamaño compacto es capaz de medir temperaturas desde los -20 a los 300 grados de forma solvente, teniendo una precisión en dichas mediciones de más o menos 2,5 grados. Los resultados se muestran directamente en la pantalla de tu smartphone, gracias a la app disponible y totalmente gratuita.

Otra ventaja de este modelo es que se integra perfectamente, así que apenas notarás que lo tienes montado. Este tampoco se engancha, dado que queda pegado a la parte baja del equipo. Y para una mayor polivalencia, la cámara es compatible tanto con terminales con puerto micro USB como aquellos de puerto USB C.

Llevar una cámara infrarroja para móvil siempre contigo es fácil, si te decides por esta práctica solución de PerfectPrime.

 

Pros

Rango: El equipo mide temperaturas desde los -20 a los 300 grados, con un nivel de precisión considerable.

Alcance: El alcance de trabajo también es elevado, estando recomendado su uso a distancias de unos 2 o 3 metros.

Polivalente: El equipo es apto para su uso en todo tipo de móviles Android, sin importar si tienen puerto USB C o tipo micro.

 

Contras

Objetos tapados: El producto no funciona bien sobre objetos tapados, como puede ser un brasero bajo una mesa camilla.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cámara termográfica Fluke

 

5. Fluke networks Cámara Termográfica Flk-Ti100

 

La cámara termográfica Fluke Flk-Ti100 es otra de las opciones que destacan del mercado actual. Sí es cierto que no está entre las opciones más baratas, ni tampoco es la mejor cámara termográfica de relación calidad precio. Pero sí es una propuesta eficiente y de primer nivel para quien necesita herramientas profesionales.

En concreto, el dispositivo es capaz de medir temperaturas desde los -20 a los 250 grados de forma solvente. Además, su capacidad de medida diferencial permite que cada zona se visualice correctamente, lo que hace mucho más fácil detectar zonas sensibles.

Todos estos datos se presentan en su pantalla de gran tamaño, cuya definición simplifica la toma de decisiones respecto de los datos observados. Todo ello con un sistema de enfoque optimizado y fácil de situar, lo que siempre es de ayuda para realizar este tipo de tareas.

Te dejamos los detalles más destacados de esta interesante herramienta termográfica de primer nivel.

 

Pros

Capacidad: El dispositivo mide desde los -20 a los 250 grados de temperatura, con una precisión de apenas dos grados.

Sistema: Su sistema diferencial presenta cada temperatura en pantalla con una buena claridad en el diagnóstico.

Pantalla: La pantalla de buen tamaño ayuda a verlo todo claro a la hora de trabajar.

 

Contras

Precio: No es de las propuestas baratas del mercado, pero por calidad y eficacia sí merece la pena la inversión.

Manejo: Dada su tecnología, se requiere de un cierto aprendizaje para utilizarla de manera eficiente.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cámara termográfica Android

 

6. Flir One Cámara térmica para Dispositivos Android USB-C

 

Capaz de emitir imágenes termográficas de calidad, este modelo de Flir es uno de los más convenientes y fáciles de usar del mercado, ya que con él se puede ver en absoluta oscuridad, con la finalidad de realizar exploraciones que detecten problemas en la casa o incrementen la seguridad en el circuito cerrado. 

Con esta cámara termográfica para Android se pueden observar y medir las temperaturas con distinto rango, pero con precisión y desde una distancia prudencial. Además, admite el uso de la aplicación gratuita Flir One, con la que es posible automatizar los informes e incluso obtener ayuda y consejos en tiempo real, que ayudarán tanto a sacar mayor provecho al equipo como a solventar el inconveniente que se esté presentando. 

Por otro lado, incluye tecnología MSX, mediante la cual es posible visualizar tanto las imágenes en el espectro térmico, como las reales en resolución mejorada para mayor calidad en los detalles.

Antes de comprar conviene saber los detalles del modelo de interés. Por eso, conoce los pros y contras correspondientes a la presente opción.

 

Pros

Diseño: Posee un diseño compacto de 6,7 x 1,4 x 3,4 cm y de propiedades livianas al que se le puede añadir una carcasa protectora.

Tecnología: Cuenta la tecnología MSX que permite observar las imágenes en dos espectros: el real y el termográfico.

App: Al instalar la app se diversifica el uso del equipo en la automatización de informes, recepción de consejos y ayuda.

Funcionamiento: Tiene un funcionamiento de alta gama en condiciones de oscuridad absoluta.

 

Contras

Compatibilidad: Antes de comprar, es prudente revisar la compatibilidad, ya que no funciona con algunos equipos de Samsung, Sony y Xiaomi.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cámara termográfica Testo

 

7. Testo Cámara Termográfica 868

 

Si quieres comprar un modelo de calidad, podrías echar un vistazo a las propiedades que presenta la cámara termográfica Testo, que destaca como una de las mejores del mercado por su nivel de rendimiento y resolución, lo que la posiciona como un instrumento de última generación.

Lejos de parecer una cámara termográfica barata, este modelo tiene un diseño clásico con características de innovación tecnológica. Posee pantalla y un mango largo para la sujeción. Está disponible en color negro y tiene un mecanismo de entrada por botones.

Sus usos y especificaciones técnicas están descritas en el manual de usuario que acompaña a la cámara. Su resolución es de 160 por 120 píxeles y es compatible con la app Testo Thermog Raphy, para sacar mayor provecho de sus propiedades. Por otro lado, cuenta con detección automática de frío y calor, comparación de calor por imágenes y detección automática en el grado de emisión, que son funciones que mejoran aún más su uso.

Testo 868 es un modelo apropiado para hacer mediciones termográficas profesionales. He aquí sus pros y contras.

 

Pros

Diseño: Posee un diseño práctico, con mango largo para mejorar la sujeción y estabilidad del instrumento. 

Tecnología: Cuenta con tecnología de última generación que permite ampliar las funciones y otorga mayor precisión.

App: A través de la app gratuita se puede acceder a mayor contenido que permitirá un uso optimizado.

Funciones: Es un equipo de alta gama con funciones avanzadas, con comparación y detección termográfica.

 

Contras

Accesibilidad: Aunque parezca sencillo, su uso puede ser complicado de interpretar, por lo que conviene tener conocimientos previos.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía de compra

 

Las decisiones apresuradas llevan a compras poco eficientes, por lo que es recomendado analizar y meditar las características de los modelos antes de adquirir un producto. Por ello, para que hagas una elección inteligente, conviene que conozcas las principales propiedades que denotan calidad y buen funcionamiento. Si estás interesado, podrías leer la siguiente guía para comprar la mejor cámara termográfica del mercado, un apartado con todos los detalles y claves para una compra asegurada.

Compatibilidad

Si bien una cámara termográfica buena y económica podría ser, a simple vista, una compra acertada, es mejor asegurarse de que es conveniente y adecuada, tanto para el sistema operativo del ordenador como para el dispositivo móvil que se utilizará (en caso de ser para móvil). Por ello, aunque su coste sea bajo, si no se puede utilizar en los equipos que posees, sería como si no se contara con ella, por lo que terminaría como una mala inversión. 

En este sentido, hay modelos aptos para móviles, pero, antes de adquirirlos, sería conveniente echar un vistazo a su compatibilidad. Algunas de las opciones para utilizar con móviles no son compatibles con todos los sistemas operativos, por lo que podrían ser pertinentes solo en equipos Mac. 

Incluso, algunos modelos de cámaras termográficas provistas para funcionar con el sistema operativo Android pueden no servir en algunos terminales de marcas como Samsung o Sony, entre otras. De igual modo, a la hora de ejecutar el programa en el ordenador mediante el uso del software, este debería habilitarse sin inconvenientes para brindar mayores opciones de uso y funciones diversificadas.

 

Materiales y resistencia

Si quieres un modelo de cámara termográfica que sea de calidad y funcione de manera adecuada con un nivel optimizado durante muchos años, será necesario que prestes atención a los materiales que el fabricante ha utilizado para la construcción de este instrumento. Además, el material de fabricación podría ser el indicativo que te ayudará a determinar cuánto cuesta una cámara termográfica. 

Estos equipos pueden utilizarse para diferentes fines, de modo que, de acuerdo al modelo y tipo, el dispositivo podría ser parte de un circuito cerrado de seguridad o servir como elemento para conocer las condiciones termográficas de los objetos testeados en diferentes entornos. 

De allí la importancia de que se haga una elección prudente e inteligente, que esté construida con materiales resistentes y robustos, que aporten durabilidad y que sean aptos para entornos inhóspitos, sin que su sistema de medición, la fiabilidad y la calibración se vean afectados. 

Al mismo tiempo, los materiales podrían ayudar a facilitar el agarre y sujeción del dispositivo, ya que hay algunos que incluyen goma alrededor, que evita el deslizamiento de las manos sudorosas, al tiempo que protege el instrumento en caso de caídas a más de dos metros de distancia. 

 

Funciones 

A la hora de hacer una comparativa de cámaras termográficas es importante considerar las funciones que presenta el modelo de interés con respecto a otros dispositivos similares. Lo adecuado es que la alternativa esté equipada con funciones tecnológicas de última generación que ayuden a obtener una mejor y más exacta medición y que otorgue al usuario los datos requeridos de manera eficiente, para posteriormente ser analizados y así solventar los inconvenientes que se pueden presentar con motivo de fugas de energía y pérdida de calor. 

Así, es importante que el modelo posea propiedades como un sensor térmico de adecuada resolución, visibilidad a larga distancia (al menos 300 metros), ángulo de visión amplio, capacidad para funcionar en condiciones de distinta luminosidad, por ejemplo, a la luz del día, en la oscuridad o con baja visibilidad, así como detección automática en el grado de emisiones y tecnología MSX, que proporciona imágenes dinámicas y multiespectrales para mayor detalle.

Por cierto, si te preguntas por la diferencia entre cámara térmica y termografica conviene saber que la segunda es mucho más precisa que la primera, pues mide la temperatura en cada pixel de la imagen, lo que no es capaz de hacer la cámara térmica convencional.

 

Diseño

El diseño es una característica a la que se debe prestar atención en las cámaras termográficas. No se trata de que tengan un color llamativo o que sean estéticamente atractivas, porque lo más importante es la funcionalidad y precisión. Sin embargo, el diseño determina si estos instrumentos serán más o menos manejables. 

Por ello, la recomendación apunta a que se seleccionen diseños portátiles, con autonomía y un mecanismo de sujeción largo, que permita un correcto agarre del dispositivo, para así asegurar que habrá estabilidad durante el proceso de medición. Además, deben ser compactos y de peso liviano para que su uso profesional se diversifique.

Detección de temperaturas

A la hora de hacer una compra eficiente de cámaras termográficas, es necesario que se piense sobre la detección de temperaturas. Los modelos de gama media están equipados con una capacidad de detección que va desde  -40 hasta 320 grados centígrados. De igual modo, hay alternativas de alta gama que tienen un rango de medición de -30 a 650 grados. Cuando más brecha exista entre el rango mínimo y el máximo, podrán ser obtenidos resultados con mayor exactitud.

 

 

 

Preguntas más frecuentes  

 

Q1: ¿Cómo hacer una cámara termográfica? 

Para hacerla solo se necesita contar con una cámara digital (de bajo costo), un destornillador y pegamento. Primero, se deben cortar dos trozos de negativos de película con forma cuadrada. Estos deben terminar en extremos negros. Coge la cámara digital y ábrela con un destornillador. Retira el dispositivo de carga, que estará situado en la zona posterior de la lente. Dentro de él está el filtro de infrarrojos, que es un pequeño pedazo de cristal. Añade pegamento en el negativo de película para luego colocarlo en el dispositivo de carga, espera que seque y arma nuevamente la cámara. Finalmente, haz una fotografía en la oscuridad y notarás colores distintos.

 

Q2: ¿Cómo calibrar una cámara termográfica?

La calibración de una cámara termográfica dependerá del modelo, ya que cada instrumento tiene un mecanismo de funcionamiento. Por ello, antes de apresurarse a hacer ajustes, lo recomendado es tomarse un tiempo para leer el manual de instrucciones que ha facilitado el fabricante junto al dispositivo. Una correcta calibración garantizará un buen funcionamiento, trazabilidad de las medidas y fiabilidad. 

Al no ser un proceso sencillo, hay algunas empresas que se encargan del proceso en laboratorios de calibración, en los que comprueban que la medición captada en las imágenes infrarrojas esté en la tolerancia ±2°C o ±2%, según los estándares del fabricante. Para lograrlo, se debe hacer uso de varias fuentes de cuerpo negro a diferentes temperaturas. A su vez, las fuentes de referencia de los cuerpos negros se calibran periódicamente por entes internacionales y contemplan los parámetros de un ambiente controlado por un ordenador central. 

 

Q3: ¿Cómo leer temperaturas en una cámara termográfica?

La lectura dependerá del modelo y la marca de la cámara termográfica que se use para la medición. En la mayoría de los casos es necesario hacer uso de una aplicación o software especial, un recurso que permitirá realizar el informe de los datos recogidos en las imágenes.

 

Q4: ¿Quién inventó la cámara termográfica?

La cámara termográfica no tiene un inventor único porque es el producto de varios avances que se fueron presentando con el paso de los años. De modo que su invención no se le puede atribuir a una sola persona. Fue Herschel quien descubrió la radiación infrarroja durante el siglo XIX y para 1920 fue posible medir la radiación. Un tiempo después, la radiación pasó a medirse en relación a la temperatura.

Luego, en la Segunda Guerra Mundial, la radiación infrarroja fue usada con fines militares para los misiles. Al terminar la guerra, una empresa sueca conocida como AGA llevó al mercado en 1960 la primera cámara termográfica que se utilizó con fines comerciales. Para los 80, aparecieron los modelos más manejables y, entre los 90 y 2000, la competencia entre marcas proporcionó un mayor radio de aplicaciones. 

 

Q5: ¿Qué precisión tiene una cámara termográfica?

Las cámaras termográficas son instrumentos que destacan por tener un adecuado nivel de precisión. Sin embargo, la fiabilidad dependerá del modelo y de la marca, ya que cada una de las alternativas tiene desarrollos tecnológicos distintos. La mayoría de los modelos dispone en sus especificaciones la variación en la precisión que puede ser, en el mejor de los casos, de entre ± 2% del valor medido.

 

 

 

Cómo utilizar una cámara térmica

 

Las cámaras termográficas son instrumentos útiles y específicos que deben ser utilizados por profesionales. Son equipos de medición delicados y a los que se les pueden dar muchos usos. De modo que, para sacar mayor provecho a sus funciones, conviene que sigas algunos pasos y aprendas las claves de cómo usar una cámara termográfica de manera eficiente.

Revisa el paquete 

Cuando recibas el paquete, lo primero que deberás hacer es abrirlo y revisar el contenido en el interior. Para ello, saca uno a uno los elementos contenidos en la caja y colócalos sobre una superficie plana. Corrobora que todas las piezas están completas, que no falta ningún elemento y que la estructura física de la cámara está en buen estado. De encontrar algún inconveniente, lo prudente es que, de manera inmediata, te comuniques con el vendedor para notificar sobre el problema y para que se pueda resolver rápidamente. Si todo está en correcto estado y completo, puedes continuar con el siguiente paso.

 

Localiza y lee el manual de usuario 

En medio de todos los elementos que retiraste del empaque, debe estar una especie de cuadernillo, así como un CD (software). Localiza ambos y dedica un tiempo para leer las instrucciones y recomendaciones que facilita el fabricante y que ayudarán a que el uso sea más apropiado. 

 

Revisa la cámara termográfica 

En la mayoría de manuales hay una página (entre las primeras) que tiene la figura del instrumento y en ella se señalan las piezas y los botones. Coge tu cámara y compárala con el dibujo para que te familiarices con el dispositivo y sus métodos de entrada.

 

Revisa el nivel de carga y conecta la cámara termográfica 

Estos dispositivos suelen venir de fábrica con una carga base que se debe completar. Para ello, enciende el instrumento en el botón on/off y revisa la cantidad de carga. Si alcanza para una toma, procede a hacerla. De lo contrario, lo mejor es que se ponga a cargar. Deberás coger el cable de alimentación y unirlo a la estructura, mientras que la otra punta deberá ir hacia el adaptador de corriente. Espera un par de horas a que la carga se complete y luego procede a utilizar la cámara.

Enciende la cámara termográfica

Por lo general, para encender la cámara se deberá dejar presionado durante tres segundos el botón de encendido. De acuerdo al modelo, se mostrará el logo de la marca desarrolladora. Seguidamente, se abre el autocontrol y, al terminar, la cámara estará lista para utilizarse, por lo que pasará directamente al modo de imagen en infrarrojo en tiempo real.

 

Prueba la cámara termográfica

Recuerda que este instrumento no es un juguete, sino una herramienta de medición que requiere de un uso delicado. Aunque cada modelo es distinto, deberás encontrar el botón de función o configuración y, a medida que vayas seleccionando los ajustes, tendrás que revisar la pantalla y ver los cambios que se presentan en la imagen durante la operación. Por lo general, las marcas térmicas cambian unas 60 veces por segundo. En la pantalla, podrás observar la relación entre colores y temperaturas. Cuando concluyas, deberás apagar la cámara y almacenarla en un lugar seguro.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS