Preguntas más frecuentes sobre Aguarrases

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Dónde tirar el aguarrás?

El aguarrás es un elemento que puede ser altamente contaminante si no se desecha de la forma adecuada. Desafortunadamente, la práctica más común es verter el agua sucia con aguarrás por el desagüe, pero esto puede ocasionar muchos problemas al medio ambiente.

Antes de tirar tu aguarrás, permítele que repose en el mismo envase que has usado para limpiar tus pinceles y brochas, de manera que la diferencia de densidades entre ambos productos permita que la pintura caiga al fondo, dejando encima el aguarrás limpio que podrías volver a usar. Repite este proceso las veces que sea necesario para evitar malgastar el producto.

Cuando ya no puedas limpiar el aguarrás, simplemente deja el sobrante en su mismo bote al aire libre para que se seque. Puedes acelerar el proceso añadiendo serrín o arena para gatos dada su capacidad de absorción. Una vez libre de humedad y completamente seco, simplemente cierra el bote y deséchalo en cualquier cubo de basura común.


Q2: ¿Cómo hacer aguarrás casero?

Hacer aguarrás casero para disolver la pintura es bastante sencillo y para ello necesitarás aceite de limón, aceite de linaza, un bote de plástico pequeño y algo para mezclar.

En el bote vierte un aproximado de ¼ de taza de aceite de limón junto a 1 taza completa de aceite de linaza. Remueve suavemente hasta que ambos ingredientes se hayan mezclado por completo.

 

Q3: ¿Qué es mejor, aguarrás o disolvente?

Para poder determinar qué es mejor entre el aguarrás y el disolvente, antes hay que considerar en qué ámbito van a ser aplicados, ya que los efectos de uno y otro son relativamente parecidos.

Por ejemplo, si vas a limpiar tus brochas, pinceles o rodillos después de haber aplicado capas de pintura sintética o de aceite, el aguarrás será la opción indicada, ya que sus cualidades decapantes permitirán aflojar el material para así lavar las cerdas más fácilmente.

En el caso de que necesites diluir pintura o convertir pasta en pintura líquida, el disolvente será tu mejor aliado. Este elemento tiene efectos más intensos que el aguarrás y su aplicación se extiende incluso al cuidado de herramientas.

Q4: ¿Cómo quitar el olor a aguarrás?       

Si te caído aguarrás en la ropa y el olor no sale, un método que puedes probar es mezclando aceite de citronela, agua y alcohol. Toma un pequeño bote y vierte el aceite diluido en agua combinado con el alcohol, para después mojar un paño de algodón en la mezcla y frotar encima de la mancha de aguarrás.

En caso de que quieras deshacerte del olor a aguarrás que haya impregnado una habitación después de pintar, lo más efectivo es abrir todas las puertas y ventanas de par en par. Esto facilitará que circule el aire, llevándose consigo el olor.

 

Q5: ¿Cómo limpiar pinceles con óleo sin aguarrás?

Para sacar el óleo de tus pinceles después de pintar, lo primordial es lavarlos apenas termines de usarlos.

Llévalos a enjuagar con agua del grifo y detergente líquido hasta sacar lo más que puedas de pintura. Puedes ayudarte teniendo a mano un paño de tela para ir secando cada pincel entre cada enjuague con agua y jabón. Esto logrará que el mismo tejido absorba los restos de pintura acumulados.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS