Preguntas más frecuentes sobre Cintas De Doble Cara

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo despegar cinta de doble cara?

Para despegar la cinta de doble cara tenemos varias opciones, dependiendo de los materiales en los que la misma se haya utilizado.

Si son materiales resistentes y que no se rayen, tales como suelos o cristales, podemos usar cuchillas o rasquetas, que no solo eliminan la cinta, sino también los posibles residuos de la misma. 

También podemos usar una pistola de aire caliente o un secador, para ablandar el adhesivo y facilitar la retirada manual de la cinta, usando productos de limpieza convencionales y adecuados a la superficie sobre la que haya estado colocada la cinta para retirar los restos.

Una opción adecuada para los materiales más sensibles.

Q2: ¿Cómo pegar cinta de doble cara?

Para pegar la cinta de doble cara, empezaremos limpiando bien la zona para que no haya polvo o suciedad que perjudique el adhesivo de la cinta.

A continuación, colocamos la misma en el borde del objeto o de la zona en la que vayamos a montar, siempre en una orientación vertical.

Iremos desplegando la cinta sobre la zona, apretando la misma sobre la superficie y evitando que se produzcan arrugas o dobleces que perjudiquen ese montaje.

Una vez colocado el producto sobre la superficie de base, iremos retirando el papel de la capa superior de la cinta, pegando el otro objeto u elemento de la misma manera.

 

Q3: ¿Cómo poner moqueta con cinta de doble cara?

Para colocar cinta de doble cara para moqueta, es necesario que el suelo esté en buen estado, limpio de residuos y debidamente nivelado.

Antes de proceder, plantearemos dónde irán ubicadas las cintas, cuya cantidad depende del tipo de moqueta y la intensidad del uso de la estancia, de modo que a mayor uso más cinta debemos pegar.

Una vez realizado el planteamiento, iremos pegando la cinta con fuerza al suelo, procurando que la misma quede lisa, sin arrugas.

No te olvides que algunas cintas tienen caras separadas, con un pegamento más fuerte para pegar la moqueta y otro más suave para el suelo.

A continuación, iremos desplegando la moqueta y retirando el adhesivo de la capa superior de la cinta, aprontando siempre en la dirección de despliegue de la moqueta para lograr un mejor resultado.

Puedes usar un rodillo para lograr una mejor adherencia.

Rematamos el proceso cortando la moqueta, retirando los restos y colocando los rodapiés correspondientes sobre la moqueta, si procede.

Q4: ¿Cómo limpiar la cinta de doble cara?

El principal problema de limpieza de la cinta de doble cara tiene que ver con los adhesivos que usa la cinta.

Estos pueden eliminarse con alcohol, con limpiacristales o con casi cualquier otro producto de limpieza convencional, adecuado a la superficie sobre la que se encuentre la cinta.

En caso necesario, y si el material lo permite, conviene usar una rasqueta para eliminar los restos más pegados o los de mayor tamaño, de modo que solo haya que retirar a mano lo que quede, una vez eliminados esos restos de mayor tamaño.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS