Preguntas más frecuentes sobre Clavadoras

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar una clavadora?

Lo primero que debes hacer es preparar tu herramienta para su uso, cargándola con la cantidad de clavos que vas a utilizar y asegurándote de que sean del tipo adecuado.

Ahora, levanta la tapa del compartimento de consumibles y llénalo hasta donde un límite prudencial. Ciérrala con cuidado y asegura la pestaña para evitar que pueda abrirse accidentalmente. Después, conecta la manguera de la pistola al compresor en caso de que trabaje con uno, sino solo enchúfala en algún tomacorriente cercano.

Ya la tienes preparada para usar, solo te queda apoyar la punta donde quieras colocar el clavo y presionar el gatillo para activar el mecanismo encargado de insertar el consumible. En algunas clavadoras podrías encontrarte con un doble gatillo, el cual requiere presionar ambos para poder usar el equipo como método de seguridad.

 

Q2: ¿Cómo aceitar una clavadora neumática?

Tener tu clavadora bien lubricada alargará su vida útil y mejorará su desempeño general, por lo que es recomendable hacerlo en base a la intensidad de uso. Lo primero que debes hacer es limpiar la máquina con un paño para quitar cualquier resto de polvo o materiales.

Después ubica la conexión de la manguera, la cual suele estar en la parte inferior de la empuñadura, para quitar este complemento. En este espacio es donde deberás verter un par de gotas del lubricante recomendado para tu máquina antes de volver a poner todo en su sitio.

Para finalizar, dispara un par de veces la clavadora sin tenerla cargada para que el aire comprimido pueda llevar el lubricante al interior de la máquina y así mantener las piezas funcionando con fluidez y sin atascos.

 

Q3: ¿Cómo arreglar una clavadora neumática?

Entre los problemas más comunes que suelen presentarse al usar una clavadora neumática está el uso excesivo de clavos o grapas. Esto suele deberse a que la bobina y el percutor de la herramienta se han desalineado y para solucionarlo, deberás revisar el interior del equipo para acomodarlos adecuadamente.

Otro inconveniente común es la falta de presión al momento de usar la clavadora, lo que puede ser ocasionado por pérdida de aire desde el compresor hacia la máquina. En estos casos, se aconseja revisar la integridad de los conectores, así como también las juntas.

Si tu modelo presenta un mal desempeño debido a problemas más complejos, lo más recomendable es llevarlo con un técnico especializado, que pueda desarmarlo por completo para reemplazar o reparar las piezas dañadas que causan el mal funcionamiento.

 

Q4: ¿Cómo cargar una clavadora neumática?

Para cargar seguramente tu clavadora neumática, lo primero que debes hacer es desconectarla de la manguera de aire para evitar cualquier activación accidental. Después, ubica el pestillo de seguridad para la tapa del compartimento donde van instaladas las grapas o clavos y presiónalo para poder quitarla.

Una vez abierta la clavadora, procede a insertar la nueva tira de consumibles dentro de la ranura asegurándote de que las puntas de los clavos o grapas están orientadas hacia abajo. Vuelve a colocar la tapa en su lugar poniendo especial atención a que el pestillo cierre adecuadamente y listo, ya podrás volver a usar tu clavadora.

Q5: ¿Cómo funciona una clavadora neumática?

Una clavadora neumática común emplea aire a presión para disparar los clavos o grapas hacia el material en el que se quieren encastrar. Para ello, emplean un compresor externo que se conecta mediante una manguera a la clavadora para impulsar el aire que movilizará un pistón que ejercerá la función de martillo.

 

Q6: ¿Qué compresor comprar para una clavadora?

Antes de elegir el compresor que quieres utilizar para darle potencia a tu clavadora, primero debes considerar el consumo de aire que requiere la máquina, así como también el caudal de aire suministrado para la movilización del pistón.

Al considerar estos datos podrás determinar con mayor eficacia qué compresor resultará más práctico y con mejor desempeño para tu clavadora en particular.

 

Q7: ¿Qué clavos puedo usar en una clavadora?

Para saber qué clavos puedes usar en tu máquina, resulta imprescindible conocer el tipo y requerimientos de tu equipo, ya que, en su mayoría, cada modelo está diseñado para un ejemplar de clavo en particular.

No obstante, en el mercado actual las opciones en clavos para este tipo de máquinas son Coil, T, Brad, Mini Brad, de bobina, con pin sin cabezal y los fabricados en hierro, acero o aluminio. Por lo que solo tendrás que determinar con cuáles trabaja tu clavadora para saber qué pack comprar.

 

Q8: ¿Cómo regular una clavadora eléctrica?

Cómo regular tu clavadora tipo eléctrica dependerá de su diseño, ya que algunas permiten realizar esta acción y otras no. Si cuentas con un modelo que ofrezca esta función, probablemente te encuentres con un botón giratorio, que podrás regular según la potencia que necesites en base al material con el que estés trabajando.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS