Preguntas más frecuentes sobre Escaleras De Aluminio

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar una escalera de aluminio?

Usar una escalera de aluminio puede parecer una tarea sencilla, pero si no se siguen los consejos de seguridad, podrías tener un accidente, por lo que te invitamos a seguir los siguientes pasos.

En primer lugar, revisa que la escalera no tenga peldaños defectuosos, sueltos o quebrados, así como también los largueros laterales.

Comprueba que todo está en su sitio firmemente asegurado antes de preparar el equipo.

Si todo está bien, coloca la escalera recostada sobre el suelo y tira del tramo superior si estás trabajando con un modelo de extensión.

Asegúralo a la altura deseada y coloca la escalera contra la pared en un ángulo de 75° para poder subir.

En caso de un modelo plegable, solo tendrás que abrir la escalera completamente para crear el ángulo entre sus pies y así subir con seguridad hasta los últimos tramos.

Ten presente que los reglamentos indican evitar los últimos tres peldaños para no perder estabilidad.

Q2: ¿Cómo hacer una escalera de aluminio casera?

Ya que para crear las piezas que conforman a una escalera de aluminio debes hacer uso de hornos de calor, máquinas de soldar, cascos de seguridad, martillos, guantes y demás herramientas.

Lo más recomendable es que dejes esta tarea a alguien con conocimientos especiales y que tenga a mano la maquinaria necesaria.

Por ende, nuestro consejo es que si necesitas una escalera de aluminio, la adquieras una directamente en la ferretería o en tiendas en línea como Amazon.es

 

Q3: ¿Cómo reforzar una escalera de aluminio?

Las escaleras de aluminio suelen tener los peldaños atravesados entre los largueros laterales y, por lo general, las puntas de los peldaños se asoman por fuera del equipo.

En algunos casos, pueden tener tapones de goma por seguridad, los cuales deberán ser retirados para poder reforzar la escalera.

Uno de los métodos más sencillos y prácticos es el de usar tacos de madera.

Puedes adquirirlos ferreterías o fabricarlos por ti mismo y deberán tener la misma longitud del peldaño, ya que estos tacos irán introducidos en cada uno de los agujeros para atravesar toda la estructura y formar un nuevo sistema de apoyo interno en los peldaños.

Si el taco no entra completamente debido a su diámetro, puedes emplear un martillo con cabeza de goma para golpearlo un poco hasta que entre completamente.

 

Q4: ¿Cómo enderezar una escalera de aluminio?

En caso de que tu escalera de aluminio haya perdido su forma debido a un golpe o una caída, puedes repararla aplicando calor directamente en la zona afectada.

Esto puedes hacerlo con una pistola de calor, la cual ablandará el aluminio para hacerlo más maleable.

Después, posiciónalo sobre una superficie sólida y con la ayuda de un mazo de goma, devuelve la forma original de la estructura evitando la formación de bultos.

Dependiendo de la gravedad del daño, te tomará más o menos tiempo corregirlo.

 

Q5: ¿Cómo cerrar una escalera de aluminio?

Cerrar la escalera de aluminio es el proceso inverso para desplegarla y para lograrlo deberás quitar todos los seguros y sistemas de bloqueo que mantienen al equipo en una posición fija.

Después, devuelve cada tramo a su lugar asegurándote de que encaje y todo listo.

Q6: ¿Dónde guardar la escalera de aluminio?

Ya que el aluminio es un material sensible a la oxidación por humedad, es recomendable almacenar la escalera en un lugar primordialmente seco, como el clóset, ático o en el garaje.

También podrías optar por guardarla bajo la cama si tiene un tamaño compacto.

 

Q7: ¿Cómo limpiar una escalera de aluminio?

En caso de que tu escalera de aluminio se encuentre sucia por el uso o el almacenamiento, devolverle su estado original es posible si aplicas las siguientes recomendaciones.

En primer lugar, quita el polvo de la escalera con una escoba para después lavarla con agua tibia y detergente asegurándote de quitar todos los restos al terminar.

Seca bien toda la escalera para identificar si tiene zonas oxidadas, de ser así, deberás lijarlas con cuidado, para evitar que puedan afectar las articulaciones o robustez del equipo.

Aplica una capa de limpiador para hornos sobre la zona afectada y déjala reposar por un espacio de 30 minutos antes de quitarla con un paño limpio.

Si aún quedan restos, puedes repetir el proceso hasta retirar todo el óxido.

Para finalizar, aplica una capa de cera y procede a pulir toda la escalera de aluminio.

Esta capa también se encargará de minimizar la oxidación del material al disminuir la cantidad de oxígeno en la superficie.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS