Preguntas más frecuentes sobre Masillas Para Madera

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo hacer masilla para madera?

Realizar masilla para madera en casa es muy sencillo, solo necesitaremos mezclar pegamento blanco y serrín en partes iguales.

Para comenzar, debemos tomar el serrín extraído directamente de la madera y pasar el polvo por un colador de poros finos.

De esta manera, removemos las impurezas y nos quedamos únicamente con el grano fino.

Después, medimos la cantidad de serrín extraído y agregamos la misma proporción de pegamento blanco.

También, podemos agregar un poco de polvo de tiza blanca, lo que nos ayuda a contrarrestar el tono oscuro que puede adquirir la masilla al secarse.

Para finalizar, hay que mezclar hasta crear una pasta homogénea.

Al aplicar, es recomendable no dejar la masilla al ras de la madera, sino exceder un poco, ya que esta tiende a mermar al secarse.

Q2: ¿Cómo aplicar masilla para madera?

Es importante mencionar que este tipo de producto por lo general no necesita dilución previa a su uso, lo que facilita su aplicación.

En este sentido, si la superficie que deseamos sellar es poco porosa, entonces solo debemos tomar una espátula pequeña, untar con un poco de masilla y aplicar la mezcla sobre la grieta, agujero, hendidura o desperfecto en la madera, asegurándonos que el área quede uniformemente sellada.

En caso de que la superficie que vamos a reparar sea un poco irregular, entonces es recomendable aplicar previamente un sellador que favorezca una mejor adhesión.

Sin embargo, las masillas de mejor calidad pueden adaptarse con facilidad a las superficies más rústicas, ya que suelen ser ofrecer una consistencia flexible para una mejor cubrición.

 

Q3: ¿Cómo usar masilla para madera?

Es importante definir el tipo de masilla a usar, ya que es posible encontrar fórmulas indicadas específicamente para algunos tipos de madera.

Además, dependiendo de la presentación, es posible que el producto comience a endurecer una vez que has quitado la tapa, por lo que se recomienda comprar solo la cantidad necesaria y usar todo el contenido para no desperdiciar material.

Otro consejo fundamental es esperar el secado completo de la masilla, sobre todo en sitios de mucho tránsito, como escaleras y suelos de madera.

De lo contrario, el producto no se adhiere y es posible que no logres los resultados esperados, perdiendo tiempo y dinero.

 

Q4: ¿Cómo oscurecer masilla para madera?

Debido a la variedad de masillas que podemos encontrar en el mercado, es recomendable elegir el color más parecido a la de la superficie que queremos reparar.

En caso de que los tonos aún sean diferentes, entonces debemos adquirir un poco de tinte concentrado para madera.

Teñir la masilla es muy fácil.

Separamos un poco de mezcla y comenzamos a oscurecer la masilla incorporando tinte hasta alcanzar el color que deseemos, después, proseguimos con el resto de la mezcla.

De igual forma, es importante mencionar que muchas masillas pueden ser pintadas, lijadas y barnizadas después de secarse, lo que puede ayudarnos a obtener un acabado con la tonalidad exacta.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS