Preguntas más frecuentes sobre Papeles De Lija

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar papel de lija?

Usar papel de lija para trabajar la madera, por ejemplo, es una tarea bastante sencilla y que cuenta con los mismos pasos para emplearse en otros materiales dependiendo del granulado del papel.

Lo primero que debes hacer es asegurar la pieza que quieres lijar a un objeto fijo como, por ejemplo, pinzas, prensadoras, alicates, entre otros. Una vez en posición, toma el papel de lija y envuelve un taco de madera para usarlo con mayor comodidad y facilitar la aplicación de presión. También tienes la opción de cortar el papel en base al tamaño que te resulte más útil de manejar.

Lija toda la superficie que quieras limpiar de impurezas empezando con el papel de mayor granulación y finalizando con el de menor, ya que está diseñado para perfeccionar el acabado. Ve tocando la superficie con tu mano desnuda para verificar el estado y así decidir cuándo has logrado el nivel deseado.

 

Q2: ¿Cómo poner el papel de lija en la lijadora?

Para cambiar el papel de lija en tu lijadora, por ejemplo en una de tipo orbital, deberás primero desconectar el equipo de cualquier fuente de energía, ya sea el enchufe, adaptador de corriente o batería integrada.

Ahora deberás encontrar una mesa o cualquier otra superficie plana para recostar la lijadora cara arriba, de manera que tengas frente a ti el disco donde se instala el papel de lija.

Retira el viejo papel tomando alguna saliente de sus esquinas y asegúrate de que no queden residuos como pegamento o tierra sobre el disco. Toma el nuevo papel de lija y colócalo encima de la pieza hasta alinearla para asegurarte de que no debas modificar su tamaño.

En caso de que encaje sin problemas en el disco, podrás quitar el protector que cubre el adhesivo del papel de lija para pegarlo en la pieza del equipo. Presiona con tus dedos todas las secciones de la hoja hasta que se fije completamente y listo, ya tendrás tu lijadora preparada para usar.

 

Q3: ¿Cómo se hace el papel lija?

El papel de lija de fabricación comercial comienza con unas bobinas de papel, las cuales pasan por una serie de prensas encargadas de imprimir ambas caras de este. La superior se encarga de integrar los minerales del granulado en el papel, mientras la segunda imanta el material para una unión más firme.

Después de que toda la bobina de papel se seca, está lista para el siguiente paso, que consiste en aplicar un revestimiento de resina en la parte superior para evitar que los cristales y minerales se despeguen del papel.

Para finalizar, en la cara inferior del papel se integra un adhesivo especial junto con protectores para facilitar el reemplazo de la hoja en una lijadora.

Q4: ¿Cómo afilar tijeras con papel de lija?

Si tus tijeras han perdido el filo de sus hojas, puedes usar papel de lija para devolverles su integridad original. Para ello necesitarás una hoja de grano fino que no supere los 280 de granulación.

Colócate unos guantes de seguridad por precaución y toma la tijera entre tus manos para abrir sus hojas. También puedes quitar el tornillo de seguridad si prefieres desmontarla, esto haría el proceso más cómodo si tienes a mano una prensa.

Ahora, con el papel de lija en la otra mano, coloca la parte rugosa encima del filo aplicando presión sobre el ángulo de la hoja. Pasa varias veces el papel de lija hasta que comiences a notar un ligero abrillantamiento. Repite el proceso para la otra hoja y vuelve a montar la tijera para probar su nueva capacidad.

 

Q5: ¿Cuál es el grano más fino que podemos encontrar en un papel de lija?

Actualmente, el mercado ofrece papeles de lija con un granulado mínimo de entre 240 a 400, siendo una hoja bastante fina pensada para realizar trabajos en superficies delicadas o que necesiten un retoque mucho menos agresivo que con otros papeles de mayor granulación. No obstante, también podrás hallar modelos que superen estos niveles de granulado, pero debes saber que están diseñados esencialmente para pulitura.

 

Q6: ¿De qué mineral está hecho el papel de lija?

Los papeles de lija pueden clasificarse en tres tipos dependiendo del grano o mineral empleado en su fabricación. El primero es el hecho con carburo de silicio. Este mineral es delgado, quebradizo y anguloso, pero puedes ser empleado para lijar materiales como vidrio, piedra, mármol, cerámica, goma, etc.

El segundo tipo es el que está compuesto por óxido de aluminio o corindón. A diferencia del de carburo, este mineral es redondo y no presenta aristas. Además, tiene una alta durabilidad, siendo útil para el metal y la madera.

Por último, el tercer tipo de papel de lija está hecho de corindón de circonio. Esta hoja contiene un grano bastante uniforme y con la mayor durabilidad de todos, por lo que es muy práctico para trabajar el acero.

 

Q7: ¿Para qué sirve papel de lija antiempastante?

El papel de lija antiempastante es de grano fino, yendo desde los 400 hasta los 80 como máximo, siendo una alternativa que puede ser empleada en desbastes iniciales sobre la superficie y las primeras fases del acabado que deseas darle al material. Esto se logra gracias a que este tipo de papel de lija tiene un desplegado de grano abierto que evita la acumulación de polvo sobre la superficie de trabajo.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS