¿Cómo hacer soleras de hormigón?

Última actualización: 27.09.22

 

Es fundamental hacer una solera de hormigón sobre la tierra antes de realizar o diseñar cualquier tipo de revestimiento para el suelo. No obstante, su elaboración requiere de un cierto nivel de conocimiento en construcción, ya que de otro modo puede resultar una gran pérdida de tiempo y materiales.

 

Para saber cómo hacer una solera de hormigón, hay que primero definir con exactitud qué es. En este sentido, se trata de una superficie hecha con un tipo de hormigón para solera que separa el terreno de las bases de una vivienda. Asimismo, permite nivelar el suelo antes de colocar cerámica o cualquier tipo de recubrimiento.

También, es posible usar una solera para hacer un pequeño camino en la entrada de la casa o incluso para equilibrar el suelo de las habitaciones si tienen distintos niveles. Debido a su amplia utilidad, se trata de una superficie esencial para realizar cualquier tipo de construcción. En este sentido, hemos elaborado un paso a paso con todo lo que debes saber para hacer una solera de hormigón.

 

¿Cómo hacer una solera de hormigón?

Antes de comenzar con la realización de una solera, es necesario contar con diferentes materiales y un cierto nivel de conocimiento en albañilería y construcción. En este caso, es muy importante recordar que no es recomendable hacer este tipo de trabajo si no tienes experiencia previa o no cuentas con un profesional en esta área, ya que se debe seguir una normativa de soleras de hormigón para su realización.

 

1. Organizar el área

Es necesario limpiar y eliminar los escombros del suelo antes de realizar una solera. Asimismo, hay que dejar suficiente espacio alrededor para colocar las herramientas y los materiales, ya que este trabajo requiere varios viajes de ida y vuelta, por lo que es recomendable tener todos los utensilios lo más cerca posible.

2. Realizar las medidas

Hay que medir con precisión la longitud y la altura que va a tener. Para ayudarte, puedes usar una cinta métrica, así como un medidor de burbuja que te permita sacar los niveles para la solera de hormigón. De esta manera, puedes saber qué tan plano está el terreno. También, debes realizar un detalle constructivo de solera para tener una idea más clara del grosor que tendrá la superficie.

 

3. Delimitar el terreno

Al echar hormigón en una habitación, no es necesario delimitar el área, ya que el mismo espacio suele servir como estructura limitante para el mortero. Sin embargo, si quieres aplicarlo en exteriores, entonces debes hacer una solera de hormigón encofrado. En primer lugar, hay que fijar un perímetro con cordeles y estacas para establecer el área y el espesor mínimo de la solera de hormigón. Después, con tablones de madera y clavos, puedes realizar un encofrado que pueda aguantar la presión del hormigón una vez que agregues la mezcla a la solera.

 

4. Calcular el volumen de la solera

El cálculo de soleras de hormigón armado es uno de los pasos más importantes, ya que así puedes estar seguro de comprar suficiente material. En este sentido, para obtener la proporción de hormigón para solera, primero debes multiplicar el ancho del espacio por la longitud y el espesor que desees.

Todos estos datos deben estar representados en metros al momento de la multiplicación. De esta manera, podemos obtener el volumen en metros cúbicos (m³), lo que posteriormente servirá para calcular el hormigón para solera. Ahora, por cada 1 m³ de solera hay que contar con 1 m³ de arena y 300 kg de cemento. Además, para cada 35 kg de cemento debes agregar entre 10 y 15 litros de agua para realizar el mortero.

 

5. Instalar el aislamiento o malla metálica

Puedes verter el hormigón directamente sobre el terreno o colocar una capa de separación entre el suelo y la solera para evitar el aumento de humedad y limitar el riesgo de grietas. La capa de aislamiento, por lo general, está compuesta por una película plástica para construcción. Una vez colocada, debes incorporar la malla metálica que puede venir en rollos o láminas. De cualquier manera, es recomendable atar las piezas metálicas para mayor resistencia.

También, es posible hacer una solera de hormigón sin mallazo, pero en este caso podría no ser demasiado resistente, ya que la función de la malla es permitir que se adhiera mejor el hormigón.

6. Verter el hormigón

Después de colocar la malla, debes elaborar el mortero en una hormigonera o en una superficie relativamente lejos de la solera. Una vez realizada la mezcla de hormigón, entonces debes verterla. En este paso, es recomendable comenzar en un rincón del espacio y trabajar sistemáticamente a lo ancho de la solera. Dependiendo de las dimensiones, es adecuado contar con ayuda de 2 o más personas para agregar el hormigón rápidamente. Por otro lado, es importante utilizar los puntos de referencia anteriormente marcados con los cordeles. De este modo, evitas sobrepasar la altura.

 

7. Nivelar la solera

Para este paso, debes contar con una regla de aluminio y un nivel que te permita saber que la solera está derecha. Con la regla, debes hacer movimientos rotativos para eliminar el exceso de hormigón. Después, puedes utilizar el nivel para asegurarte de que cada metro de la solera está completamente recto. En caso de que no lo esté, entonces debes agregar o remover hormigón de la superficie para ayudar a equilibrar.

 

8. Dejar secar

El tiempo de fraguado del hormigón es de aproximadamente 5 días. Después de este periodo, es posible caminar sobre la solera y, al pasar 7 días, ya podemos colocar objetos pesados sobre ella. En caso de no esperar, se puede presentar algún detalle en la solera que con el paso del tiempo genera grietas y fallas mayores.

Por otro lado, si en el espacio de la solera hay un clima cálido, entonces hay que rociar la superficie con un poco de agua cada día para evitar que se agriete durante el secado. También, si hace mucho frío o es una zona lluviosa, hay que cubrir la solera con un plástico.

Para finalizar, hay que mencionar que, una vez que se seca el suelo de hormigón, ofrece una superficie estable, resistente e impermeable, que sirve como base para realizar cualquier otro tipo de proyecto de construcción, pero es necesario respetar estos pasos para tener éxito en este proyecto.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS