Cómo funciona un potenciómetro

Última actualización: 27.09.22

 

En nuestra vida diaria utilizamos potenciómetros con frecuencia, ya que nos permiten controlar las funciones de algunos aparatos, como por ejemplo subir y bajar el volumen en un reproductor de música, amplificador de sonido o guitarra eléctrica. Sin embargo, muchos no sabemos realmente cómo funciona este aparato.

 

Es normal que nos preguntemos qué es un potenciómetro. Se trata básicamente de una resistencia variable, por lo tanto, sirve para controlar la intensidad que pasa por un circuito eléctrico de baja potencia, generalmente menor a 1 W. De este modo, podemos decir que los potenciómetros permiten establecer el nivel de salida en muchos de los dispositivos que utilizamos comúnmente.

En cuanto a la unidad de medida, el valor de resistencia máxima se mide en ohmios, por lo que el símbolo del potenciómetro es el omega griego Ω, como ocurre con los demás tipos de resistencias eléctricas. De este modo, un potenciómetro de 50 KΩ ofrece una resistencia variable de 0 Ω a 50.000 Ω. Los más comunes son los de 10, 100, 250 y 500 KΩ, pero hay otras opciones. Sin embargo, los potenciómetros no deben ser confundidos con los reostatos, ya que estos últimos están indicados para circuitos de mucha potencia, a partir de 1 W.

 

Clasificación de los potenciómetros según la construción

Para entender el funcionamiento de un potenciómetro hay que revisar primero cómo es su construcción. En principio, podemos mencionar los potenciómetros impresos, que tienen una pista de cermet o carbón sobre papel baquelizado, fibra de vidrio u otro material duro que sirve de soporte. En este sentido, la conexión del potenciómetro tiene una pista con dos terminales fijos, uno en cada extremo, así como un terminal variable que sirve para aumentar o disminuir la resistencia. 

Por otro lado, existe el llamado potenciómetro bobinado, que está compuesto por un soporte toroidal con un hilo resistivo que hace espiras sobre él y deja fluir la energía. Para regular la resistencia, incorpora un cursor que hace mover un patín. Debemos mencionar en este punto que para conseguir la ley de resistencia en un potenciómetro impreso hay que variar la anchura de la pista resistiva, mientras que en uno bobinado, la curva se ajusta a tramos, con hilos de distintos diámetros.

Potenciómetros internos y externos

Estamos de acuerdo en que los potenciómetros no son elementos que cualquier persona tenga en su caja de herramientas (aquí encuentras unas opciones de compra), de hecho, la mayoría probablemente no sabríamos cómo conectar un potenciómetro, ya que por lo general se trata de un aparato utilizado por personal técnico capacitado. Es por esto que debemos hacer una distinción entre los potenciómetros internos, que como su nombre lo indica se encuentran dentro de los dispositivos eléctricos y son de uso estrictamente profesional, ya que suelen ser muy frágiles.

Los potenciómetros de uso externo son los que utilizamos comúnmente. Se encuentran en la superficie de los dispositivos y por lo general tienen forma de botón giratorio. Como el usuario no especializado tiene acceso directo a los potenciómetros externos, estos suelen ser más resistentes. Un ejemplo de estos son los que encontramos en una guitarra eléctrica.

 

El mando de los potenciómetros externos

Otra clasificación importante al hablar de estos aparatos es la forma del mando. En este caso nos referimos a los potenciómetros externos que utilizamos en los dispositivos comúnmente. Uno de los más populares es el potenciómetro rotatorio, que resulta muy práctico porque solo hay que girar su eje presionando el botón con los dedos. Además suelen ser de uso frecuente, por lo tanto, son muy prácticos, resistentes y duraderos.

En cuanto a los potenciómetros deslizantes, estos tienen una pista resistiva lineal, por lo que para bajar o subir la resistencia hay que mover el cursor en línea recta. Son comunes en los amplificadores y ecualizadores gráficos, pero los reproductores de radio antiguos también tenían este tipo de potenciómetros. Son muy cómodos y suaves, pero pueden acumular mucho polvo en las ranuras y ocupan más espacio que los botones giratorios.

También, hace unos años estaban de moda los potenciómetros múltiples, que ocupan poco espacio porque venían varios con sus ejes coaxiales. Eran utilizados sobre todo en instrumentación y autorradios.

¿Qué tipos de potenciómetros hay?

Para conocer los tipos de potenciómetros que existen hay que tomar en cuenta la ley de la variación de la resistencia.

 

Potenciómetro lineal

Entre los más destacados está el potenciómetro lineal, que al accionarlo produce una resistencia proporcional al ángulo de giro, dicho de otro modo, si mueves el botón giratorio del brillo de un televisor antiguo, notarás que aumenta o disminuye progresivamente la cantidad de luz en la pantalla.

 

Potenciómetro logarítmico

Por el contrario, un potenciómetro logarítmico se comporta de manera asimétrica. Al comenzar a girar el botón, puedes pensar que la resistencia es proporcional, pero si continúas girando notarás que cada vez el incremento es mucho mayor aunque muevas muy poco el botón. Esto es lo que ocurre con el volumen de una radio.

 

Potenciómetro senoidal

También existe el potenciómetro llamado senoidal. Recibe este nombre debido a que la resistencia varía de acuerdo al seno del ángulo. De este modo, el seno y el coseno del ángulo de giro se obtienen con dos potenciómetros senoidales solidarios a 90°. En este caso, es posible encontrar un potenciómetro con interruptor o sin él.

 

Potenciómetro digital

Conviene mencionar en este punto el potenciómetro digital, también llamado potenciómetro eléctrico, que tiene un circuito integrado para imitar el funcionamiento de uno análogico. La ventaja de esto es que evita los típicos problemas de los aparatos mecánicos. Este tipo de dispositivos están conformados por un divisor resistivo que cuenta con n+1 resistencias. Es bueno saber que los más utilizados en la actualidad son el potenciómetro 10k y el potenciómetro 100k.

 

Potenciómetro multivuelta

No obstante, para obtener una máxima precisión es recomendable un potenciómetro multivuelta, donde los dos puntos fijos de los extremos están conectados mediante un tornillo desmultiplicador, por lo que el cursor se debe mover a través de todo el espiral. En este caso, para completar todo el recorrido debes dar más vueltas al botón giratorio, por lo que puedes hacer el ajuste con mayor exactitud.

 

DEJA UN COMENTARIO

1 COMENTARIOS

Strella

June 10, 2021 at 5:46 pm

Buena información

Répondre