¿Cómo soldar con estaño?

Última actualización: 30.09.22

 

Los soldadores de estaño, también conocidos como cautines, son herramientas fundamentales en los talleres de electrónica, sin embargo, no todos somos especialistas y muchas veces necesitamos soldar elementos en casa, es por esto que muchos queremos aprender a soldar de forma adecuada y fácil.

 

Aunque no seas un estañador profesional, debes saber que soldar es una tarea que requiere cuidado y técnica, ya que se trata de la unión de metales por donde frecuentemente fluye una corriente eléctrica, esto quiere decir que un error podría ocasionar un cortocircuito y dañar el aparato que estamos reparando.

En este sentido, cuando se trata de piezas muy pequeñas y que tienen componentes electrónicos, se utiliza la denominada soldadura blanda, que no necesita demasiado calor para fundirse. En este caso, la temperatura de fusión del estaño es aproximadamente 350 °C, es por esto que se encuentra en muchos de los circuitos impresos, transistores, entre otros elementos de los dispositivos que utilizamos diariamente. Si no sabes qué es el estaño, la respuesta es muy simple, se trata de un metal conocido en química con el símbolo Sn.

Una de las ventajas de soldar con estaño es la precisión, ya que el soldador eléctrico manual es pequeño, tiene un mango ergonómico que permite una buena sujeción y cuenta con una punta fina. Además, esta herramienta es mucho más barata que un soldador inverter, por lo que es muy fácil comprar una para utilizarla en casa. 

Si quieres saber qué se puede soldar con estaño, es bueno mencionar que el estaño sirve para tareas muy sencillas, como soldar cables, pero también puedes utilizarlo para reemplazar potenciómetros dañados, hacer pistas en las placas de los circuitos, así como reparar un decodificador satélite pirata o cualquier otro aparato con transistores.

¿Qué tipo de estaño utilizar para soldar?

Básicamente existen dos tipos de estaño para soldar, uno que viene en forma de hilo en un carrete y otro que viene en pasta. Los dos son muy buenos para realizar soldaduras, pero se utilizan de manera diferente. En el caso del hilo, se trata de una aleación, donde 40 % es plomo y 60 % es estaño, pero por lo general también incluye una resina que facilita el trabajo. Para fundir el estaño, es necesario tener un cautín o soldador manual.

En cuanto a la pasta de soldar, se trata de estaño microgranulado combinado con un fundente conocido como flux, que actúa como decapante y es muy útil para soldar latón con estaño. En este caso, no se utiliza cautín, sino una pistola de aire caliente. Primero hay que aplicar la pasta con un bisturí en los pines, para después colocar la pieza a soldar en la posición correcta y finalmente aplicar calor con la pistola. Lo bueno de este estaño es que al aumentar la temperatura automáticamente se funde y se acomoda en los pines y terminales. 

 

9 trucos para realizar una buena soldadura con estaño

1. Revisa el estado de las piezas que vas a soldar, ya que es muy importante que estén muy limpias y secas. También, existe una pasta especial para soldar, que sirve para preparar la superficie y ayuda a que el estaño se disperse rápidamente y se adhiera de manera más firme a los metales. 

2. Si quieres saber cómo soldar con hilo, este truco es para tí. Es normal que durante el proceso el soldador se ensucie, pero es importante revisar que la punta esté siempre limpia y en buen estado, por lo que es bueno tener a mano un poco de algodón para limpiarla constantemente. Esto te permitirá tener un resultado más limpio y profesional. Por otro lado, si la punta está dañada después de un tiempo de uso, puedes adquirir un kit de puntas de soldador, pero debes asegurarte de que sean compatibles con tu cautín.

3. La mayoría de los soldadores manuales tienen la opción de regular la temperatura. Esto es muy importante, ya que no todas las piezas tienen el mismo tamaño. El estaño se funde a partir de los 300 °C aproximadamente, pero en algunos trabajos es necesario aumentar la temperatura hasta los 400 °C e incluso un poco más. Por otro lado, muchos cautines no regulables también son capaces de alcanzar estas temperaturas, solo hace falta una potencia de 25 a 40 W. La mejor manera de obtener precisión a la hora de controlar la temperatura es utilizando una estación de soldadura de estaño, que es un aparato de uso profesional.

4. Uno de los trucos más utilizados en el trabajo de soldador con estaño es comenzar estañando las piezas de forma independiente. Esto quiere decir que los expertos recomiendan aplicar una pequeña cantidad de estaño sobre la zona donde quedará la soldadura. De esta manera, al aplicar el calor del cautín o la pistola, la unión se hará de forma más fácil, rápida y homogénea.

5. No muevas las piezas mientras estés aplicando calor. Por el contrario, debes acercarlas hasta que se toquen y mantenerlas lo más quietas posible. En caso de utilizar elementos muy pequeños, es recomendable utilizar una base estable con pinzas y otros sistemas de soporte para mayor estabilidad.

6. Es crucial que respetes el tiempo de secado, por lo tanto, evita soplar o utilizar cualquier tipo de método para enfriar rápidamente el estaño. Debes esperar que seque de forma natural, puesto que de lo contrario la soldadura puede quedar muy frágil y se podría partir fácilmente.

7. Utiliza el soldador en posición inclinada sobre la pieza, de modo que la superficie de la punta esté en contacto con la zona a soldar, lo que aumenta la temperatura rápidamente y facilita la fusión del estaño, consiguiendo así soldaduras más duraderas.

8. La forma más económica y sencilla de detectar fallas en los componentes de un circuito es utilizando colofonia de estaño, ya que esta resina natural es precisa y duradera.

9. La soldadura de estaño no pega fácilmente en superficies de aluminio, por lo que debes lijar o pulir muy bien la zona que desees soldar hasta sacarle brillo. Sin embargo, debes prestar atención a la composición del hilo en la etiqueta del carrete y asegurarte de que tenga poca cantidad de plomo. Esta es la mejor forma de soldar aluminio con estaño.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS