Cómo utilizar una cepilladora para madera

Última actualización: 05.12.22

 

Aprender a utilizar una cepilladora de madera, ya sea manual o de potencia, mejorará en gran medida la calidad del acabado de tus proyectos de carpintería.

También te ahorrará tiempo y dinero ya que impide el deterioro de los materiales de madera.

Sigue las instrucciones a continuación para utilizar una cepilladora de madera de manera segura y correcta.

 

Comprueba que la cepilladora está lista para trabajar

Inspecciona la hoja de tu cepilladora para asegurarte de que está afilada. Si no la limpiaste completamente después del trabajo anterior, tómate unos minutos para limpiarla con una gamuza u otra pieza de piel curtida.

Si no quieres limpiar la cuchilla, reemplázala por una nueva y así evitarás cortes ásperos en la madera.

Asegúrate de que la cuchilla está nivelada y pareja a menos que tengas la intención de cortar en un ángulo en específico.

 Si tu cepilladora de madera usa baterías o es eléctrica, asegúrate de que la batería está cargada o que el cable eléctrico está en buenas condiciones y conectado a un enchufe.

 

Colócate correctamente

Sostén la cepilladora de manera ceñida, pero cómoda para ti, por sus perillas de agarre tanto delanteras como traseras.

Si eres diestro, configura tu cepilladora y banco de trabajo para que tu mano derecha esté en la parte posterior de la cepilladora y con la mano izquierda guiando la parte delantera.

Invierte la orientación de la cepilladora y del banco de trabajo si eres zurdo.

 

Asegura la madera al área de trabajo

Utiliza abrazaderas ajustables, gatos para sujetar madera o un tornillo de banco para asegurar la pieza que cepillarás; esta no debe moverse hacia adelante o hacia atrás, y no debe moverse de lado a lado.

Una madera bien asegurada presentará un buen cepillado al culminar y evitará lesiones en ti y en otras personas que se encuentren cerca del área de trabajo.

Ponte las gafas protectoras y enciende la cepilladora o coloca la cepilladora manual en la madera.

 

Elige dónde hacer el primer corte

Inclina la cepilladora ligeramente hacia adelante para que la cuchilla de la cepilladora entre en contacto con la superficie de la madera.

Empuja con firmeza (con las muñecas y los antebrazos rectos) para mover la cepilladora y cepillar una fina tira de la madera.

Utiliza las piernas y la parte inferior del cuerpo para ejercer fuerza hacia arriba y hacia adelante para mover la cepilladora a lo largo de la madera.

Evita doblarte en la cintura para empujar, así evitarás tensiones en la parte inferior de la espalda.

 

Comprueba la superficie de la madera después de cada corte

Después de cada corte, pasa las manos sobre la superficie de la madera y examínala visualmente para asegurarte de que has cepillado donde deseabas y en el ángulo que deseabas.

Continúa cepillando hasta que logres los contornos y textura de la superficie deseada.

Seguridad ante todo

El uso seguro de las cepilladoras para madera conlleva el hecho de que no la conectes al enchufe hasta que vayas a comenzar a utilizarla.

Se trata de herramientas eléctricas de gran potencia que ponen en funcionamiento navajas muy afiladas.

También debes usar tanto gafas protectoras para tus ojos como de mascarillas que impidan que aspires, mediante tus vías respiratorias, cualquier partícula de serrín o astilla de madera que emite este equipo mientras es utilizado. 

Por otra parte, la gran potencia de su motor exige que no utilices extensiones eléctricas que siempre implican riesgo de sobretensión, sino que la conectes directamente a un enchufe cercano.

Tampoco debes manipular las cepilladoras para madera con el objetivo de ajustar ninguno de sus componentes mientras el equipo se encuentre enchufado a la corriente.

Una vez que te encuentres utilizando las cepilladoras deberás mantenerte atento y enfocado en lo que estás haciendo, librándote de cualquier tipo de preocupación o distracción externa.

Además, tu área de trabajo debe de estar bien ventilada e iluminada.

 

Mantenimiento y limpieza de la cepillador de madera

Especial énfasis requiere el mantenimiento de las cepilladoras para madera.

Esto no solamente en cuanto al minucioso proceso de aspiración de todas las partículas de aserrín y astillas que genera la utilización de estas herramientas eléctricas en el entorno de trabajo y en el interior del equipo.

También es importante la pertinente lubricación que garantice la prolongación de la vida útil y, nunca menos, el cuidado de la inversión que has hecho.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS