Cómo utilizar una lijadora orbital

Última actualización: 05.12.22

 

Para realizar trabajos de bricolaje y pulir superficies metálicas, no hay nada mejor que una lijadora orbital. Como ya compraste tu herramienta, quizás estás un poco ansioso para comenzar a utilizarla.

Es por ello que este artículo está elaborado para guiarte en cómo debes utilizar tu lijadora orbital con seguridad y eficiencia, para sacarle el máximo provecho a tu herramienta.

 

Revisa el manual de instrucciones de tu herramienta

Antes de comenzar a utilizar tu lijadora, es importante que examines el manual de instrucciones de tu herramienta.

Además, debes conocer el tipo de lijadora que adquiriste, si es rectangular o de discos.  

De esta manera, estarás familiarizado con sus partes y conocerás algunas de sus funciones, entre otras características y especificaciones que son necesarias saber.

 

Coloca la lija adecuada en la lijadora orbital rectangular

Selecciona la lija de tu preferencia según el tipo de superficie a trabajar.

Puedes tomar una lija con las dimensiones específicas, dependiendo del modelo y tamaño de la base de la lijadora.

Seguidamente, coloca la lija según el modelo de tu lijadora.

Algunas disponen de cierre de velcro para fijarla de manera muy sencilla, mientras que otros modelos utilizan el sistema de palanca o abrazaderas, que consiste en abrir la palanca e introducir la lija por un costado y pisarla.

A continuación, se dobla la lija al otro costado y con una ligera presión se abre la otra palanca y se fija, verificando que quede estable.

 

Procede a perforar la base de la lijadora rectangular

Puede darse el caso que la lija que estas usando no esté perforada, con el fin de aspirar el polvo natural, producto del lijado.

Para ello, ubica el perforador de la lija y colócala en la lijadora, haciendo una ligera presión hasta que suene un clic, indicando que la lija ya está perforada y lista para usarse.

 

Coloca el disco adecuado en la lijadora de discos o rotorbital

Selecciona el disco adecuado según el trabajo que vayas a realizar. Coloca el disco en la base de la lijadora y procede a fijarlo con la llave y tornillo suministrados en el paquete.

Seguidamente, coloca la lija según la superficie a trabajar en el disco.

Estos modelos de lijadoras utilizan sistema de cierres de velcro o de cardillo para su fijación.

 

Conecta el accesorio de recolección de polvo en la lijadora

Por lo general, este accesorio consiste en un pequeño contenedor o bolsa que viene fijado en la parte trasera de la lijadora.

Ubica el conector o boquilla en el aparato y procede a colocarlo, enroscando suavemente hasta fijarlo completamente.

En algunos casos, el contenedor es atornillado con una llave para mayor seguridad.

Conecta la lijadora y enciéndela

Enchufa la lijadora en una toma de corriente con el voltaje indicado en el manual de instrucciones.

Procede a encenderla y verás como el disco gira. Agarra la lijadora por el mango y comienza a frotar la superficie varias veces hasta que esté lijada a tu gusto. 

En caso de usar una lijadora orbital neumática deberás encender el compresor y activar la maquina adecuadamente.

 

Tira los desechos de la bolsa de recolección de polvo

Una vez terminada de utilizar la lijadora, apágala y desconéctala del tomacorriente.

Procede a retirar el contenedor de desechos de la lijadora y tira el polvo contenido en ella. Límpialo con agua y jabón.

En caso de que sea una bolsa textil, lávala con agua y detergente y sécala al natural.

 

Utiliza la lijadora como pulidor de superficies de coches

El proceso es muy sencillo. Para ello, retira la lija del disco giratorio y coloca la esponja especial para pulir superficies en la lijadora.

Si lo deseas, agrega una pequeña cantidad de crema abrillantadora en la superficie del coche.

Enciende la lijadora y pásala por el coche del mismo modo como si estuvieras lijando un material, hasta que el auto esté pulido.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS