Cómo utilizar una sierra de calar

Última actualización: 05.12.22

 

Las sierras de calar se basan en una hoja con dientes especiales que se mueve de forma perpendicular con un movimiento de vaivén.

De hecho, existen algunos modelos que pueden cortar en ángulos específicos.

Suelen emplearse para realizar cortes y diseños sobre madera, pvc, cuero, aluminio, entre otros materiales.

Podríamos decir que su uso puede llegar a ser mucho más artístico y libre en comparación a las sierras comunes que solo hacen cortes rectos.

 

Tipos

Básicamente existen dos grandes tipos de sierras de calar: las tradicionales de mano y las modernas eléctricas.

En el caso de las tradicionales suelen ser herramientas de mano conformadas por un mando que está unido a una lámina delgada que permitía en su momento hacer cortes básicos.

Por su parte, las modernas cuentan con un motor que funciona de forma eléctrica y una sierra intercambiable que ofrece mayores tipos de cortes y versatilidad.

 

Potencia

Al momento de adquirir tu caladora debes estar bien atento a la potencia que incluye. Por lo general se encuentran en un rango de 400 vatios hasta los 800 vatios.

Dependiendo de la potencia y capacidad que tenga tu caladora, podrás tener mayor variación con el regulador de velocidad.

Generalmente, suelen incluir tres niveles de trabajo que variarán y podrás ajustar en función del tipo de trabajo, corte y material que estés utilizando.

Regulador de velocidad

Por lo general todas las sierras de calar o caladoras como también se les conocen, vienen con un sistema de regulador de velocidad, que no es más que la variación o intensidad con la que subirá y bajará la hoja para ir haciendo los cortes.

Si la ajustas a una velocidad menor tendrás mayor control sobre el corte para obtener mejor precisión.

Por el contrario, a mayor velocidad será más difícil de controlar, pero podrás realizar cortes en materiales más duros o difíciles.

 

Sistema de montaje

Las caladoras actuales cuentan con un moderno sistema de desmontaje de hoja que no requiere de herramientas adicionales para ubicar correctamente la hoja.

De lo que sí debes estar muy atento es al tipo de hoja o sistema de sujeción con el que trabaja tu sierra, bien sea el sistema en T o el sistema en U.

Ninguno es mejor que el otro, pero al tenerlo presente evitarás comprar por error hojas que no se adapten al sistema con el que trabaja tu caladora.

Elige la hoja correcta

Asegúrate de tener muy en cuenta los dientes por pulgada (dpp), para que se adecuen al espesor del material que cortarás.

Procura que entre tres y cinco dientes siempre estén en contacto con lo que deseas cortar.

Para hacer cortes en esquinas o con ángulos complicados te recomendamos usar hojas más estrechas y las hojas más gruesas para cortes rectos.

Analiza tu proyecto y ten a la mano las hojas que requerirás para obtener mejores resultados.

 

Precauciones y seguridad

Recuerda fijar muy bien cualquier superficie o material que vayas a cortar para evitar que se movilice o ruede cuando empieces a trabajar sobre él.

Siempre debes trabajar en un lugar bien iluminado y tener muy presente que las hojas suelen estar parcialmente expuestas, por lo que debes mantener alejados tus dedos del recorrido de la hoja para evitar accidentes o cortaduras.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS