Consejos para el uso correcto de escaleras plegables según el INSST

Última actualización: 30.09.22

 

Las escaleras de mano son prácticas y fáciles de utilizar, por lo que la mayoría de los usuarios suelen pasar por alto las medidas de seguridad. Esto puede generar graves lesiones a las personas en el hogar, de modo que vale la pena revisar los consejos básicos para evitar accidentes.

 

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo del Gobierno de España (INSST) ha venido recopilando desde el año 1982 una colección de Notas Técnicas de Prevención (NTP) lo que ha resultado en un manual que reúne la información más importante para prevenir accidentes laborales, sin embargo, puede ser utilizado por usuarios particulares, ya que algunas herramientas de uso laboral también son usadas en los hogares y los peligros son muy similares.

Este es el caso de la NTP 239, que está dedicada a los peligros y las recomendaciones para el uso de escaleras manuales, haciendo una descripción de los tipos, características y usos de las escaleras portátiles. Veamos a continuación un resumen de las consideraciones más importantes al utilizar estas herramientas.

 

Posibles accidentes al usar una escalera plegable

Aunque cuentes con la mejor escalera plegable del momento, siempre existe el peligro de caer de una altura determinada, esto puede ocurrir de varias formas. Una de las causas más comunes tiene que ver con el deslizamiento lateral, ya sea por un apoyo precario de las patas de la escalera, un mal movimiento del usuario o a causa de un fuerte viento. En este sentido, por norma general una persona que sufre de vértigo no debe usar una escalera portátil, puesto que podría hacer balancear la misma y caer, además, es preciso revisar que las zapatas sean compatibles con el tipo de suelo para garantizar la estabilidad. Si las condiciones atmosféricas son desfavorables, lo más recomendable es dejar el trabajo para otro momento.

Otro motivo por que el que ocurren caídas es la rotura de piezas de la escalera, como peldaños o patas, por lo tanto, es necesario revisar cuidadosamente la escalera si ha estado almacenada durante mucho tiempo, sobre todo en el caso de las que están hechas de madera, ya que este material puede perder solidez a causa de la humedad, los hongos y los insectos xilófagos. En este sentido, es bueno revisar que la cadena o cuerda que une los dos planos se encuentre en estado óptimo.

La mala colocación de la escalera puede causar desequilibrio, por ejemplo, cuando al estar en lo alto el usuario queda muy alejado del punto de reparación y debe inclinar el cuerpo hacia un lateral de la escalera, llevando todo su peso hacia un solo lado. También, es necesario mencionar la posibilidad de resbalar de un peldaño al ascender o descender, por lo general, esto puede ser evitado si se utiliza un calzado adecuado. Si la escalera está sucia de aceite, pintura y otras sustancias, es imprescindible limpiarla antes de hacer el trabajo.

Algunos gestos bruscos del usuario pueden causar caídas accidentales, esto puede ocurrir por un pinchazo con un objeto filoso, por una descarga eléctrica, entre otras razones. Para que esto no pase, es preciso contar con guantes especiales dependiendo de la labor a realizar. Vale la pena mencionar que las escaleras plegables están hechas para subir y bajar de cara a los peldaños, ya que esto permite tener equilibrio y utilizar las manos para mayor estabilidad. Su uso de espaldas a los escalones es causante de caídas.

Por otra parte, existen riesgos de atrapamiento, ya que la escalera plegable tiene dos lados que por lo general están unidos por tornillos, tuercas y otros elementos que pueden fallar con el uso constante. En este caso, parte del cuerpo, como las manos, brazos, pies y piernas pueden quedar aprisionados, causando heridas considerables.

Los peligros de las escaleras plegables no solo están asociados al propio usuario, ya que al estar en un nivel alto, hay posibilidad de que algún objeto caiga sobre otras personas que pasen circunstancialmente debajo de la escalera. Por esta razón, es necesario informar de las reparaciones a las personas y en algunos casos aislar el espacio para evitar el tránsito alrededor de la escalera. 

Recomendaciones para el uso y mantenimiento de escaleras plegables

El INSST advierte que el transporte inadecuado de la escalera manual puede causar daños a la propia herramienta, provocando accidentes al momento de utilizarla. Es por esto que debe ser depositada con el debido cuidado al momento de guardarla, ya que los golpes fuertes pueden desajustar sus mecanismos. Asimismo, la escalera no debe ser utilizada para transportar materiales, ya que no está hecha para tal fin y esto puede debilitar su estructura.

Al momento de trasladarla, es importante que esté correctamente plegada y no debe ser llevada en posición horizontal, ya que esto puede causar tropiezos con otras personas que estén caminando en sentido contrario. En este caso, se recomienda que la parte delantera quede siempre hacia abajo durante el recorrido. Es de gran importancia tomar en cuenta que si la escalera pesa más de 25 kg es necesario realizar el transporte entre dos personas para evitar lesiones.

Si el transporte va a ser realizado en coche, la escalera no debe sobresalir en los laterales, tampoco debe sobrepasar los 2 m en la parte frontal del vehículo. Además, el artículo 59 del Código de Circulación español establece que durante la noche la escalera debe tener un dispositivo reflectante o luz roja si sobresale del coche por la parte posterior y en el día debe estar cubierta con un trozo de tela de color vivo.

El ángulo máximo de abertura para una escalera plegable es de 30°, siempre con el limitador de abertura, que puede ser una cuerda o cadena, puesto que el exceso de distancia entre los dos lados de la escalera causa inestabilidad y por lo tanto accidentes. En cuanto a las zapatas, las de goma o neopreno son seguras en suelos de cemento, mientras que las abrasivas funcionan bien en suelos secos.

La carga total de una escalera de madera no debería sobrepasar los 95 kg, mientras que las metálicas soportan hasta 150 kg. Sin embargo, en ningún caso es seguro que la escalera sea utilizada por más de una persona al mismo tiempo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS