¿Qué es el falso techo y para qué sirve?

Última actualización: 30.09.22

 

El falso techo ofrece una serie de ventajas, como el aislamiento térmico y acústico, así como el mejoramiento estético del espacio. Por esta razón, puede ser una buena opción a la hora de hacer reformas en casa e incluso en la oficina. Sin embargo, no todos sabemos realmente de qué se trata.

 

Los techos desmontables son muy utilizados actualmente por los arquitectos y diseñadores de interiores. Por lo general, se trata de varias placas de yeso que se colocan de forma contínua en construcciones con paredes altas, a pocos centímetros por debajo del techo propiamente dicho. Para lograrlo, comúnmente se recurre a una estructura con perfiles metálicos o de madera, donde van fijadas las placas con la ayuda de tornillos autoperforantes. De este modo, es posible transformar completamente el espacio.

 

¿Cuál es la utilidad del falso techo?

Aunque existen falsos techos decorativos, no se trata solamente de una solución estética. Por lo general, este tipo de construcción tiene el objetivo de complementar el aislamiento térmico en zonas donde las temperaturas bajan mucho en los meses fríos del año. De esta forma, es posible ahorrar energía en el sistema de calefacción, ya que el calor se mantiene por más tiempo.

También, existe el falso techo acústico, que permite aislar el ruido externo para proteger a la familia de la contaminación sónica y disfrutar de una vida más tranquila en el interior de la casa.

 

Materiales más utilizados en la elaboración de falsos techos

  1. Pladur

Existen diferentes componentes para construir falsos techos y cada uno está indicado para obtener ciertos resultados. Uno de los más utilizados es el cartón yeso, ya que resulta más sencillo de instalar y mantener que otros. Es llamado falso techo de pladur debido a la reconocida marca española fabricante de este material.

Por lo general, el pladur viene en placas para techos de 1,2 m de ancho y 3 m de largo, mientras que el grosor puede ser de 13, 15 o 25 mm. Sin embargo, este material se puede conseguir en diferentes tamaños e incluso a medida. En muchos casos, los techos de pladur modernos son combinados con otros materiales para incrementar el nivel de aislamiento.

  1. Escayola

Aunque actualmente el pladur es el material más utilizado, debemos decir que el falso techo de escayola fue durante algún tiempo la primera opción y en España sigue siendo un material muy utilizado, en parte porque pesa menos y ofrece una gran versatilidad a la hora de realizar decoraciones creativas, pero también por su alta resistencia al fuego. Además, podemos decir que es una opción más económica. Sin embargo, es necesario mencionar que es menos flexible que el pladur. Por lo tanto, se agrieta fácilmente en caso de movimientos estructurales del edificio. 

  1. Madera

Los falsos techos de madera pueden ser muy elegantes o aportar un toque natural, pero también son muy útiles para aislar el interior de la casa, evitando así la entrada de ruidos molestos desde el exterior. Por esta razón, la madera está recomendada para salas de ensayos, salones de grabación, entre otros. Generalmente, viene en lamas con ranuras que encajan entre sí para facilitar el montaje.

  1. Metal

Uno de los más versátiles es el falso techo metálico, puesto que viene en una gran cantidad de colores y es fácil de adaptar a cualquier forma arquitectónica, de modo que permite crear diferentes diseños. Es muy utilizado para edificaciones de uso comercial, pero es cada vez más usado en hogares.

El más común es el falso techo de aluminio, ya que es un material resistente, duradero en el tiempo y necesita muy poco mantenimiento. Además, es más ligero que otros metales, por lo que es posible instalarlo con mayor facilidad.

  1. Fibra de vidrio

Un falso techo desmontable de fibra de vidrio puede ser la opción más económica, pero es importante señalar que el precio puede variar mucho dependiendo del modelo elegido. Aunque su uso es más reciente, este material ha presentado una buena capacidad para aislar el sonido. Asimismo, viene en múltiples presentaciones, como por ejemplo liso, corrugado, translúcido, con diseños impresos, de colores, etc. Por lo tanto, es posible encontrar uno adecuado para cualquier diseño de interior. 

  1. Vinilo

Las placas de vinilo para techos están diseñadas especialmente para proteger de la humedad, debido a su gran poder de aislamiento. Por esta razón, son comunes los techos desmontables para baños y cocinas hechos con este material. Por lo general, están fabricados con yeso laminado y revestidos de policloruro de vinilo, que es capaz de impermeabilizar el techo y facilitar el mantenimiento al mismo tiempo.

Instalación del falso techo

El montaje de un falso techo decorativo debe ser realizado por profesionales para asegurar una correcta colocación y un mejor acabado. Sin embargo, en caso de querer realizar el trabajo con tus propias manos, es recomendable tomar en cuenta la seguridad, ya que por lo general se trata de piezas duras y pesadas que pueden causar accidentes. En este sentido, es imprescindible el uso de calzado de seguridad, gafas protectoras, casco y guantes para evitar accidentes.

Entre los tipos de falsos techos, existen los llamados continuos, que están hechos con placas de escayola y yeso laminado. Estas van sobre una estructura de montantes y llevan cintas y pastas en las uniones de las placas para aumentar la calidad del aislamiento y brindar una estética más agradable. No obstante, hay que mencionar que se trata de techos fijos, por lo que no se pueden quitar para volver a instalarlos. En este sentido, es difícil acceder al entretecho.

Por el contrario, el falso techo registrable va instalado sobre una base metálica anclada al techo verdadero, lo que facilita considerablemente el montaje. De esta forma, es posible utilizar una gran variedad de materiales, por lo que es la forma de instalación más utilizada en la actualidad. Asimismo, es bueno saber que puede ser desmontado fácilmente e incluso reemplazar una sola pieza si es necesario.

Como hemos observado, los falsos techos son funcionales y al mismo tiempo proporcionan un acabado original en casas y oficinas, pero es importante tomar en cuenta esta información para elegir el más conveniente de acuerdo a los requerimientos.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS