Preguntas más frecuentes sobre Pirograbadores

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo hacer un pirograbador?

Es difícil hacer un pirograbador como profesional, sin embargo, existen maneras para hacer lápices pirógrafos caseros con procesos más sencillos.

Para esto necesitas una varilla circular de madera, dos jeringas, una pila de 9 voltios con adaptador de conexión, hilo de coser y una pieza de funda termo-retráctil.

Separa las agujas de las jeringuillas como primer paso.

Colócalas en el extremo de la varilla, una a cada lado de la pieza de madera y, utilizando el hilo, únelas.

En el extremo superior de las agujas, es decir, el que quedó en la madera, conecta los cables del adaptador.

Pasa los cables rodeando la varilla y únelos nuevamente con el hilo. Si deseas, aplica pegamento de contacto para mantener el hilo más fijo.

Coloca la funda termo-retráctil sobre los cables y exponla al calor para que se encoja y adhiera, dando un ajuste más seguro.

Por último, fija la pila a la varilla y une las agujas en el extremo de la punta.

Al conectar la pila al adaptador, la electricidad pasará directamente a las agujas y ya podrás dibujar.

 

Q2: ¿Cómo reparar un pirograbador?

Como todo artefacto eléctrico, todo depende de qué es lo que se haya dañado. Por lo que es necesario primero determinar qué le sucedió para proceder a reparar.

Usualmente fallan las resistencias, sin embargo, si tu pirograbador no calienta, entonces puede ser problemas con el selector de temperaturas, el regulador, transformador o hasta la punta del producto.

 

Q3: ¿Qué se puede hacer con un pirograbador?

Dibujos, detalles o escritos en materiales como la madera.

Esta es la superficie más común donde se utiliza, sin embargo, el pirograbador funciona también en goma EVA, el cuero y hasta corchos.

Dependiendo de lo que desees hacer, puedes cambiar las puntas hasta elegir la que se adapte más a ti.

 

Q4: ¿Se puede usar soldador como pirograbador?

Aunque es más recomendable usar un producto específico, sí se puede utilizar un soldador para grabar madera cuando se trata de trazos grandes y diseños sencillos.

Los pirograbadores tienen la posibilidad de usar puntas especializadas y esto es lo que los diferencia de otras herramientas más “toscas” como los soldadores.

Para usar el soldador, solo necesitarás marcar con lápiz o marcador el dibujo y luego grabarlo. Así, podrás tener mayor precisión.

Q5: ¿Cómo usar el pirograbador en foami?

Usar un pirograbador en foami o en goma EVA es tan sencillo como en cualquier otra superficie.

La única diferencia es que no vas a tener que hacer mucha presión, ya que no es necesaria debido a lo blando que es el foami.

Además de eso, de hacer mucha fuerza sobre él, podrías dañarlo y tener que utilizar otra pieza de foami.

 

Q6: ¿Cómo sombrear con el pirograbador?

Para hacerlo, necesitas aplicar la misma técnica que se usa para el sombreado con el carboncillo.

Inclina ligeramente el pirograbador y, utilizando una punta con poco filo, empieza a realizar movimientos circulares donde se debe encontrar la sombra de la imagen.

No apoyes mucho la punta, pues, si lo haces, es posible que la madera, o cualquier otra superficie, adquiera un color oscuro y no se diferencie el trazo principal del sombreado.

 

Q7: ¿Cómo hacer puntas para pirograbador?

Si buscas puntas especializadas para sombras, trazos grandes o muy finos, entonces es más recomendable que compres la punta que necesite tu pirograbador.

Sin embargo, si deseas una punta básica, entonces hacerla en casa no es tan difícil. 

Debes buscar algunos alambres de un grosor medio y empezar a darle forma haciendo uso de herramientas como las pinzas.

El alambre a elegir debe ser de, aproximadamente, unos 6 centímetros. Si es más largo, entonces córtalo.

Dobla el alambre, ayudándote de las pinzas hasta que logres que ambos extremos se toquen.

Así el alambre será más grueso y resistente. Instala tu nueva punta, uniéndola por los extremos al pirógrafo y listo. Estará todo listo para usarse.

 

Q8: ¿Qué es mejor: un pirograbador eléctrico o a gas?

Todo dependiendo de lo que desees. Cuando se trata de precios económicos, los modelos eléctricos son las mejores opciones.

Estos son más baratos y vienen con diferentes niveles de temperatura, además de diversas potencias.

Adicionalmente, son bastante ligeros para dar mayor comodidad.

Los de gas permiten un trabajo autónomo, sin cableado y las puntas se calientan con más rapidez.

Sin embargo, al acabarse el gas necesitarás llenar el pirograbador nuevamente, mientras que los modelos eléctricos solo requieren una conexión a la toma de corriente para funcionar.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS