¿Cómo quitar silicona?

Última actualización: 27.09.22

 

La silicona es un producto empleado en muchísimas tareas, ya sea de reparación, bricolaje, construcción, entre otras. Su manejo es algo común incluso desde la primaria, donde los pequeños aprenden a usarla para sus proyectos escolares. Por esta y muchas razones, es conveniente saber cómo quitar sus restos después de usarla.

 

La silicona

Si buscamos la definición de “silicona” se nos indica que se trata de un polímero inodoro e incoloro con el que se pueden pegar materiales entre sí o cerrar fisuras. Este material destaca por ser bastante práctico en todo tipo de reparaciones, así como también muy adaptable gracias a su alta elasticidad.

Básicamente puede hallarse en dos presentaciones: líquida y fría o en barra. Para usar esta última, necesitarás de una pistola de silicona, la cual se encarga de calentar la barra y hacerla salir por una boquilla. Tiene la ventaja de secar casi de inmediato, a diferencia de la fría, que debe reposar un par de horas antes de poder secarse por completo. No obstante, esta puede adquirirse en botes con boquilla y es más segura de usar.

 

Usos de la silicona

Como podrás notar, la silicona es un producto bastante práctico y fácil de adaptar a las necesidades de cada situación, ya que su elasticidad y capacidad de moldeado permiten aprovecharla en muchas áreas de la vida cotidiana.

Anteriormente indicamos que podía ser usada incluso por niños y es que, con una debida introducción al adhesivo, los pequeños pueden fácilmente interpretar la utilidad de la silicona y emplearla para hacer proyectos escolares, construir puzles, pegar recortes, entre muchas cosas más.

En el área de la construcción puede usarse después de aplicar pintura impermeabilizante sobre alguna superficie, ayudando a cerrar las fisuras y las esquinas, para garantizar un sellado eficaz contra cualquier gotera.

Además, cabe destacar que la silicona fría puede ser muy práctica para reparar objetos delicados, ya que se evita someterlos al calor. Esto permite que puedas emplear el producto para reparar cosas no convencionales, tales como esa esquina que se rompió en el mejor volante para PC cuando se te cayó por accidente o también el complemento del adorno de la sala que tumbó tu mascota.

¿Cómo quitar la silicona?

Limpiar silicona puede ser tanto una tarea sencilla como compleja, según la cantidad, tiempo que ha estado allí y su estado en general. Si quieres aprender cómo quitar silicona seca, a continuación, te ofrecemos los métodos más eficientes para ello:

 

  1.   Con herramientas

Un método sencillo y eficaz cuando se busca cómo eliminar silicona, suele ser emplear una pequeña espátula para tratar de limpiar el producto. La silicona, una vez seca, forma una película completa que puede levantarse si es lo suficientemente gruesa. Además, su elasticidad mantiene su unión con el resto del producto, permitiendo sacarlo por completo más fácilmente.

En caso de que estés interesado en saber cómo quitar restos de silicona del aluminio o la madera, por ejemplo, puedes también emplear un cúter, una navaja o, en su defecto, un cuchillo. Eso sí, teniendo mucho cuidado de no rayar la superficie de trabajo, aparte de usar guantes como protección.

 

  1.   Con disolvente para silicona

Es probable que después de usar el método de las herramientas para eliminar silicona, notes que sobre la superficie queda una pátina delgada, similar a la marca que dejan las pegatinas. Esta parte puede ser una de las más complicadas de sacar, por lo que tendrás que ayudarte con algún producto para quitar silicona.

Un par de buenos disolventes para este polímero son el alcohol y la acetona. La composición química de estos productos son capaces de disolver la silicona, permitiendo despegarla sin dejar prácticamente nada de rastros.

Pueden usarse tanto separados como mezclados, aunque se aconseja más combinar éter con acetona a partes iguales para obtener un disolvente eficaz. Al mismo tiempo, probablemente quieras dejar reposar la mezcla sobre la silicona durante un par de minutos, de manera que pueda penetrar adecuadamente la capa de material.

  1.   Con productos caseros

Saber cómo limpiar silicona con elementos caseros puede sacarte de un apuro más de una vez, ya que no siempre se tienen a mano los productos anteriormente mencionados.

En consecuencia, debes saber que una de las alternativas más comunes cuando se busca un eliminador de silicona casero es el vinagre de cocina. Este popular ingrediente para hacer ensaladas contiene un alto contenido de ácido acético, el cual puede disolver los componentes de la silicona.

Puedes ser una de las opciones más seguras si necesitas averiguar cómo quitar silicona de las manos, aparte de la acetona, ya que solo deberás remojarlas en un poco de vinagre para aflojar la silicona y sacarla mientras aclaras con agua del grifo y una esponja.

Otra alternativa útil es el aguardiente; una bebida que, por su alto contenido de alcohol, puede despegar relativamente la silicona y facilitar su eliminación con ayuda de una espátula o un cuchillo de cocina. Lo mismo ocurre con la gasolina, ya que es también muy efectiva y quizá podrías adquirir un poco con facilidad.

 

Un consejo extra

Aunque la silicona endurecida no sea especialmente difícil de quitar, sí que puede llegar a ser muy molesta, sobre todo al intentar quitar los restos y las marcas.

Si quieres minimizar el tiempo que te toma resolver este tipo de inconvenientes, sobre todo en el área de bricolaje, es conveniente que tengas cuidado y seas delicado al momento de aplicar la silicona. De esta forma, cuando sea necesario reemplazarla o quitarla no tendrás que lidiar con restos pegados en todos lados.

Sumado a lo mencionado, sea cual sea el producto que decidas emplear para intentar sacar la silicona, te aconsejamos llevar guantes para proteger tus manos, ya que los efectos corrosivos de algunos componentes pueden ser perjudiciales para la piel.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS