Cómo utilizar las pistolas de calor

Última actualización: 05.12.22

 

Siempre es bueno tener en casa todas las herramientas que facilitan las tareas que debemos realizar en casa.

Retirar la pintura de una superficie puede ser un trabajo pesado si no se cuenta con las herramientas necesarias para hacerlo, por ejemplo, las pistolas de calor ayudan a que estas capas se despeguen fácilmente haciendo más fácil y rápida esta tarea.

 

Cómo ajustar la temperatura y potencia

Si tu trabajo requiere la instalación o remoción de calcomanías decorativas en superficies variadas como un automóvil, una pared e incluso una franela, necesitas usar un nivel alto de temperatura con su salida normal, es decir, sin requerir ningún accesorio en tu pistola de calor.

Por otra parte, si tu trabajo más bien consiste en soldar tubería de cobre para distribuir agua en tu casa con estaño, solo tienes que ajustar la potencia al máximo de calor.

También deberás usar una boquilla que te permita distribuir el calor alrededor del tubo para que la soldadura se derrita uniformemente y la unión quede sin presentar fugas.

Ahora bien, si tus proyectos son electrónicos, el uso de tu pistola de calor tiene que requerir un mayor nivel de ajuste en cuanto a la variación de temperatura necesaria y contar con los accesorios adecuados, ya que para cada caso los requerimientos son diferentes.

Cuáles son sus funciones

Su función es básicamente emitir calor con la potencia precisa en el punto exacto donde se necesita y de la manera más eficiente que sea posible.

Si bien es cierto que generar calor parece muy general, sin embargo su aplicación varía de acuerdo a la potencia aplicada.

Por ejemplo, con el calor se puede generar una reacción sobre ciertos materiales y hacer que estos se encojan o se ablanden cuando se trabaja con plásticos.

En otros casos se puede lograr que pasen de sólidos a líquidos cuando su función es derretir soldadura.

 

Cuál es el efecto que tiene el calor sobre los materiales

Cuando se aplica calor sobre la pintura con estas pistolas, ésta burbujea y se funde, lo cual hace que sea mucho más fácil despegarla o rasparlas de las superficies, con ayuda de una espátula.

El efecto que produce en la masilla y los materiales adhesivos es que los derrite o los hace más maleables, pudiendo también repararse con facilidad, eliminándolos por completo.

En los materiales de plásticos, también facilita derretir los puntos donde son necesarias las uniones para fijarse. Con las tuberías esta herramienta resulta muy útil.

Ten en cuenta la seguridad

Cuando se utiliza una herramienta como una pistola de calor, que produce altas temperaturas, hay que tomar algunas precauciones para no lesionarse cuando se trabaja con ella.

Para este caso, es importante que uses guantes que sean resistentes al calor, de esta manera protegerás tu piel y evitarás lesiones ante cualquier contacto accidental.

Al exponerse el calor con materiales, se producen vapores que pueden llegar a ser tóxicos, por lo que también debes usar mascarillas para evitar inhalarlos durante mucho tiempo.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS