Cómo utilizar una sierra de cinta

Última actualización: 05.12.22

 

Las sierras de cinta se presentan como una excelente alternativa a la hora de necesitar una herramienta que te ayude a cortar materiales muy duros como la madera o el metal y siguiendo un patrón para hacerlo en serie. Aunque conozcas el uso de las sierras tradicionales a la perfección, es importante que leas un par de consejos que te ayuden a emplear esta herramienta de manera correcta y puedas evitar cualquier problema o, incluso, posibles accidentes. A continuación, te explicamos brevemente cómo puedes utilizar tu nueva sierra de cinta.

 

Ajustes iniciales

Es muy recomendable invertir el tiempo necesario para mirar las instrucciones que la fábrica proporciona con la compra de la herramienta, además de la información de seguridad que se incluye muchas veces junto a este tipo de producto. Recuerda ajustar la sierra a una altura cómoda para realizar los trabajos de corte. Muchos usuarios opinan que justo por encima de la cintura es una altura cómoda.

Elige la hoja correcta y su tensión

Ten en cuenta que cada proyecto utiliza un tipo de hoja específica, por lo que hay dos criterios a la hora de hacer esta distinción: los dientes por pulgadas DPP y ancho de la hoja. El DPP es un valor que se encarga de determinar el efecto y calidad del corte sobre el material en que estás trabajando. A mayor número de DPP, el corte será mucho más liso, pero hará el trabajo de cortado con un rango menor. Sin embargo, mientras más bajo el DPP, el corte será mucho más tosco, aunque se hará mucho más rápido.

Seguidamente, ajusta la tensión de la hoja siguiendo las instrucciones del fabricante. Generalmente, este tipo de herramientas incorpora un tornillo o perilla que permite ajustar la tensión fácilmente. Recuerda que, para que la hoja no se resbale ni desvíe mientras corta, deberás hacer un ajuste preciso. Una forma de conocer si la tensión está ajustada correctamente es levantando la guía de la hoja a la máxima altura y luego presionar con los dedos, aplicando un poco de presión, a los lados de la misma. Al hacer esto, la hoja se debería mover por unos 3 mm.

 

Ajusta la mesa

Para realizar un corte en forma de cuadrado de manera perpendicular a la mesa, podrás emplear un bloque de madera para comprobar la alineación de la hoja de manera visual. Además, si tu sierra de cinta está configurada previamente con el indicador de ángulo en 0, podrás variar este valor hasta la inclinación que te permite tu equipo en particular.

Marca, conecta y corta

Antes de empezar a cortar con tu nueva sierra de cinta, asegúrate de tener marcada la forma que vas a trabajar, de manera que la guía te pueda ayudar a orientarte en el corte. Puedes marcar el dibujo sobre la pieza de madera que vas a emplear de forma clara con un lápiz o rotulador. Asegúrate de tener el espacio suficiente para moverte mientras haces el corte. Procede a conectar el equipo y enciende la sierra. Al final, asegúrate de desconectar la sierra de la toma de corriente para evitar cualquier accidente.

 

 

 

7 pasos para el mantenimiento de una sierra de cinta

 

Cuidados de la sierra de cinta

Si quieres saber cómo puedes mantener una sierra de cinta siempre lista para trabajar y alargar su vida útil en general, a continuación, podrás conocer los pasos más recomendados por expertos en la materia. Así, cuando tengas en frente a la mejor sierra de cinta (verifica en este enlace algunas opciones de compra), sabrás qué hacer para prevenir su desgaste y mal funcionamiento.

 

1. Limpieza de remanentes

Este es uno de los pasos principales en el mantenimiento de una sierra de cinta. Como fue mencionado, el constante corte de materiales crea desechos que pueden acumularse en los espacios de la sierra de cinta.

Si quieres evitar cualquier traba al momento de utilizarla es importante hacer uso de una aspiradora para quitar restos de madera o plástico, por ejemplo. Mientras que, si la sierra es utilizada para cortar metales, puedes hacer uso de cepillos y aspiradoras de mano para ayudarte con la tarea.

Asegúrate de revisar cada uno de los espacios y recovecos, así como también la separación por donde cruza la sierra para retirar cualquier resto de suciedad que haya podido quedar después del trabajo. Se aconseja realizar esta tarea después de cada uso regular de la sierra de cinta.

2. Revisión de guías

Las guías son los componentes determinados para mantener la sierra en su posición, garantizando así un corte limpio y fluido al pasar la pieza por la máquina. Cuando se realiza el mantenimiento es necesario comprobar que el posicionamiento de las guías de la sierra es correcto.

Para verificar esto, debes revisar que las guías únicamente rocen el cuerpo de la sierra. En caso de que las guías hayan perdido demasiado grosor o estén muy ajustadas, deberás decidir si cambiarlas o añadir láminas que compensen el desgaste. Esto mantendrá la sierra de cinta confiable y estable para realizar cortes precisos.

 

3. Alineación de componentes

Los volantes son otra de las piezas que se deben cuidar para garantizar un buen desempeño de la sierra de cinta. Estos trabajan como respaldo de la pieza principal y deben estar alineadas junto con ella para poder ofrecer el soporte.

Si te encuentras con volantes que no estén en la posición adecuada para la sierra, deberás ajustarlos y alinearlos hasta lograr igualdad entre ambos de manera que puedan tanto sostener como mantener la sierra en su lugar en conjunto con las guías.

 

4. Verificación de tensión

Según algunos expertos, la tensión de la sierra empleada en la máquina siempre debe mantenerse dentro de un rango de 25.000 psi a 32.000 psi para poder garantizar un corte limpio al estar en movimiento.

Si quieres revisar la tensión de la sierra puedes emplear un dinamómetro, para medir el desplazamiento que se presente al aplicar tensión directa sobre la pieza y así podrás obtener el resultado. Con este dato podrás determinar si la sierra necesita ser ajustada o no.


5. Presión de las prensas

Las prensas son las herramientas diseñadas para sujetar el material que quieras cortar y así proveerte de un soporte extra por si necesitas realizar cortes rectos o de índole geométrica.

Para que una sierra de cinta pueda trabajar correctamente, estas prensas deben permanecer con cierto nivel de ajuste y firmeza para poder mantener la pieza de corte en su lugar. Se aconseja que, al colocar la pieza, se revise que ésta soporte presiones laterales para evitar accidentes.

 

6. Constatar avance de la sierra

Para realizar esta revisión, la sierra de cinta debe estar encendida y en uso. Aquí debes observar si, al cortar, la sierra presenta algún movimiento irregular o vibraciones excesivas. De ser así, se aconseja ajustar la pieza o reemplazar el pistón.

 

7. Revisión del flujo soluble

Así como fue indicado, algunos materiales requieren de lubricación para ser cortados sin trabas y algunas sierras de cinta incluyen sistemas automáticos de aplicación, los cuales deben ser revisados para constatar que no presentan fugas o taponeos que evitan la salida adecuada del líquido.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS