Preguntas más frecuentes sobre Pinturas Antihumedad

Última actualización: 05.12.22

 

Q1: ¿Cómo utilizar la pintura antihumedad?

Si no sabes cómo aplicar la pintura antihumedad, te diremos que esta se usa como cualquier otra.

Por tanto, aplicarla es un trabajo generalmente sencillo. Sin embargo, hay que cumplir con ciertos pasos previos.

En primer lugar, debes detener de raíz la causa de la humedad, que puede ser una condensación por falta de ventilación en el espacio o una filtración causada por una tubería dañada.

Una vez que hayas resuelto el problema principal, es hora de preparar la superficie.

En este caso, es necesario retirar con una espátula la pintura vieja que tiene la humedad, para después pasar una lija fina, con el fin de que la pared quede lo más lisa posible, si es necesario, puedes utilizar plaste de reparación, en este caso, debes dejarlo secar por al menos 2 horas.

A continuación, puedes aplicar con una brocha una capa de imprimación universal que tengas en casa y dejarla secar completamente.

El paso final es aplicar la pintura antihumedad, para lo que puedes utilizar un rodillo. Los expertos recomiendan cubrir la totalidad de la pared con esta pintura especial y no sólo la parte visiblemente afectada, esto permite que el efecto sea más duradero. 

Q2: ¿Cómo preparar la pintura antihumedad?

Como ya habrás observado, existen pinturas especialmente elaboradas para evitar la humedad, esto es gracias a que tienen una composición especial que las hace más permeables.

Por lo tanto, permiten una buena circulación de aire evitando así la acumulación de vapor.

Para prepararla, solo debes mezclarla previamente para que los componentes queden bien combinados.

No obstante, también es posible mejorar las propiedades de cualquier pintura plástica con un aditivo antimoho.

Para esto, debes mezclar la pintura con la sustancia biocida hasta obtener una mezcla homogénea y después aplicar la pintura sobre la superficie seca, lisa y limpia.

 

Q3: ¿Cómo quitar la pintura antihumedad?

Afortunadamente, la pintura antihumedad funciona de la misma manera que las convencionales.

Por lo tanto, para quitarla primero debes retirar los restos con una espátula, para después pasar una lija fina por todo el área.

Si la pintura está muy deteriorada es bueno quitarla completamente si deseas volver a pintar la pared.

Si se ha conservado en buen estado no es necesario realizar un gran esfuerzo, ya que la nueva pintura quedará adherida con facilidad con solo limpiar la superficie.

Q4: ¿Cómo hacer pintura antihumedad casera?

La pintura antihumedad propiamente dicha es un producto industrial que cuenta con diferentes componentes y está fabricado con ciertas tecnologías, por lo tanto, es poco probable que puedas hacerlo de forma doméstica.

Sin embargo, lo que sí puedes hacer es una mezcla casera para limpiar la pared antes de aplicar la pintura.

Para esto, solo tienes que mezclar agua con bicarbonato y rociar la pared, dejar actuar por unos minutos y luego limpiar con agua del grifo.

Si es necesario, puedes repetir el procedimiento para mayor efectividad.

 

Q5: ¿La pintura antihumedad es también antimoho?

Aunque muchos productos tienen ambas propiedades, la verdad es que una pintura antihumedad no necesariamente es antimoho, por esta razón, es de gran importancia que revises a fondo las características de cada modelo.

También, vale la pena señalar en este punto la importancia de definir la necesidad real, es decir, que debes verificar si la pared realmente tiene moho o es solamente humedad.

Las pinturas antimoho tienen aditivos que matan los organismos vivos que se adhieren a las paredes, mientras que las antihumedad solo evitan la condensación y acumulación de vapor, pero no tienen biocidas.

 

Q6: ¿Puedo lavar la pintura antihumedad?

Esta es una pregunta que muchos nos hemos hecho alguna vez, sobre todo por el temor de que sea contraproducente mojar la pared una vez que hemos luchado contra la humedad y aplicado la pintura especial.

Sin embargo, la mayoría de las pinturas antihumedad de la actualidad son fáciles de limpiar con un paño húmedo.

Además, precisamente están hechas para resistir el agua, por lo que son fácilmente lavables.

Algunos expertos recomiendan lavar regularmente las paredes en donde hay riesgo de acumulación de moho, para de esta forma evitar las enfermedades relacionadas con hongos y bacterias.

Q7: ¿Cuál es la diferencia entre pintura antihumedad y antimoho?

Aunque muchas veces pensamos que estos dos productos son iguales, existen diferencias entre la pintura antihumedad y la antimoho.

La primera se encarga de evitar la condensación sobre la pintura, así como que la misma se bofe por efecto de la humedad del interior.

Por su parte, las pinturas antimoho añaden elementos al acabado final que impiden la fijación de los hongos en su superficie.

Por tanto, podemos decir que todas las pinturas antimoho son antihumedad, pero no a la inversa. Esta es la principal diferencia.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS