¿Qué tipo de sierra eléctrica elegir según el resultado deseado?

Última actualización: 27.09.22

 

Todas las sierras eléctricas tienen prácticamente la misma estructura, ya que están compuestas por un motor, un mango de sujeción y una hoja de corte. Sin embargo, en la actualidad podrás encontrar varios tipos de estas sierras, diferenciadas de acuerdo al movimiento que producen, potencia y los tipos de corte que sean capaces de realizar. En este sentido, las más resaltantes son las sierras caladoras y las circulares.

 

Sierra circular vs sierra caladora

Las sierras eléctricas son herramientas indispensables para aquellas personas que se dedican a los trabajos de remodelación o decoración, ya sea de forma profesional o como aficionados al bricolaje, porque facilitan la tarea de cortar los distintos materiales usados, como madera, ladrillos, plástico, acero, entre otros. Sin embargo, es bueno saber diferenciar el tipo de sierra que más conviene para cada proyecto en específico.

Las mejores sierras circulares del 2022 son herramientas apropiadas para realizar cortes longitudinales, paralelos y biselados sobre cualquier tipo de material de forma rápida y eficiente, incluso sobre aquellos de mayor resistencia. Asimismo, de acuerdo al uso y los materiales de trabajo, estas sierras podrían ser usadas de forma manual o apoyadas sobre una base fijada con tornillos de sujeción.

Por su parte, las sierras de calar o caladoras se caracterizan por el movimiento de vaivén de sus hojas de corte, de arriba hacia abajo. Son apropiadas para realizar todo tipo de cortes, curvos, rectos, calados e inclinados pero de poca extensión. Además, son usadas principalmente para trabajar sobre materiales suaves, pero si usas la hoja de corte adecuada, también es posible cortar materiales más duros.

 

Uso

Las sierras circulares generalmente son usadas por carpinteros para cortar grandes trozos de madera y otros materiales de gran dureza, tales como el acero y ladrillos, debido a la resistencia de sus hojas y la posibilidad de realizar cortes de gran longitud. En el caso de las sierras caladoras, suelen ser usadas para trabajar materiales blandos como madera, plástico, melamina, PVC, aglomerado, vidrio sintético, cartón, cuero, entre otros.

Sin embargo, cuando conoces con exactitud las características del material sobre el que vas a trabajar y cuentas con los accesorios adecuados, entonces los dos tipos de sierras pueden realizar cortes precisos y eficientes sobre diferentes tipos de materiales, sean duros o blandos. No obstante, es conveniente tomar en cuenta que la potencia de cada aparato puede afectar su uso.

 

 

Hojas de corte

Para saber cuál es la hoja de corte apropiada para cualquiera de las dos sierras debes tomar en cuenta el tipo de material a cortar, la profundidad, el corte que deseas realizar y el sistema de enganche. Una vez establecidos estos puntos, sabrás la cantidad de dientes y movimientos que deseas realizar según la máquina que tengamos a nuestra disposición, sea caladora o circular.

En este sentido, en lo que se refiere a las hojas de corte de la sierra circular, las que tienen una mayor cantidad de dientes ofrecen una menor velocidad de avance, por lo que su acabado es de mejor calidad, sin embargo, suelen tener una vida útil más corta por la velocidad de giro. Asimismo, estas hojas están disponibles en acero, carburo, diamante, entre otros materiales resistentes.

En el caso de la sierra de calar, para obtener un resultado óptimo, la hoja de corte debe tener un mayor número de dientes y deben estar más unidos, sin embargo, existen hojas de uso universal para todos tipo de materiales, aunque los resultados no siempre son los esperados. En cuanto al tamaño de los dientes, las hojas con dientes grandes ofrecen un corte alternado, mientras que los dientes medianos logran cortes más precisos, pero las hojas de dientes pequeños ofrecen cortes finos, apropiados para contornear curvas.

En las sierras circulares o caladoras podemos diferenciar las hojas de acuerdo a la disposición de los dientes, por lo que está la triscada, ondulada, de grosor descendiente y achatada. Es importante prestar atención al sistema de enganche específico que usa la hoja de corte, ya que es posible encontrar dos tipos, el sistema T y el sistema U.

 

Seguridad

Es importante resaltar que la sierra circular debería ser de uso exclusivo para profesionales con experiencia, ya que es una máquina más compleja y avanzada, que en ocasiones podría resultar peligrosa, por lo que es recomendable tener conocimientos básicos sobre su manejo para mayor seguridad. Por consiguiente, si eres un aficionado o te estás iniciando en su uso, es conveniente usarla bajo estricta supervisión.

Por su parte, la sierra de calar tiene una hoja de corte de menores dimensiones y su uso es más sencillo que el de la sierra circular, por lo que es bastante popular entre los aficionados al bricolaje. No obstante, es importante seguir las normas de seguridad indicadas para prevenir lesiones y, si es necesario, pedir la asesoría de personal experto.

En este sentido, lo primero que debes tomar en cuenta en ambos casos es el uso de guantes y lentes de seguridad, de esta manera previenes que alguna partícula de madera u otro material pueda causar daños. También es importante que compruebes el estado de la herramienta antes de enchufarla a la corriente y encenderla. En este sentido, revisa que el cable no esté roto y que la hoja de corte no esté doblada o desafilada, además, esta debe estar bien sujeta a su base y una vez acabado el trabajo, esperar a que la hoja se detenga completamente para almacenarla con seguridad.

 

 

Potencia

Otro punto en común entre ambas sierras es su motor. Por consiguiente, antes de elegir una de ellas lo primero que debemos considerar es que la potencia sea la adecuada para el trabajo que queremos realizar, ya que cuanto mayor sea la cantidad de vatios, más rápido puede mover la hoja y el corte será más eficiente.

Por lo general, las sierras circulares brindan una potencia mayor que las sierras caladoras, ya que están pensadas para cortar a mayores velocidades y materiales más duros, por lo que su motor y potencia deben brindar la resistencia necesaria según el proyecto. Sin embargo, para muchas personas es suficiente la potencia de la sierra caladora, ya que logra la velocidad esperada para los tipos de hojas usadas para esta herramienta.

No obstante, la potencia depende principalmente del modelo de sierra con la que cuentes, sea circular o caladora. En este sentido, las sierras eléctricas usadas para bricolaje generalmente tienen entre 500 y 1400 W de potencia, mientras que las sierras de uso profesional suelen tener más de 1500 W de potencia, lo que les permite alcanzar hasta 4500 rpm.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS