Taladro vs atornillador: ventajas e inconvenientes

Última actualización: 27.09.22

 

Cuando se trabaja con la madera o el metal se escoger un taladro o un atornillador para disponer de diversos acabados, pero también hay que considerar la potencia, velocidad, si es de cable o inalámbrico y sus accesorios compatibles. Por ello, te ayudaremos a conocer lo más importante para que escojas aquel que más se adapte a tus necesidades.

 

¿Taladro o atornillador?

Muchos tienen esta misma duda, pero la respuesta a esto puede variar, ya que esta dependerá de las necesidades de cada usuario. Es decir, con un taladro, como su nombre indica, tendrás la posibilidad de taladrar o perforar diferentes tipos de superficies, ya sea plástico, madera, metal o hormigón. Por otra parte, un atornillador servirá únicamente para colocar o sacar tornillos de estructuras sin hacer mucho esfuerzo, por lo que antes que todo, debes preguntarte ¿qué es lo que realmente necesitas, un taladro o un atornillador

Asimismo, hay atornilladores que tienen su función para sacar y colocar tornillos y, adquiriendo un cabezal, también se pueden utilizar para ponerles brocas o atornillar y así tendrías un equipo multifuncional sin hacer gastos excesivos.

Si bien hay algunos modelos disponibles en el mercado que suelen ser muy versátiles, como los productos que ofrece Bosch, Makita, Einhell, DeWalt, Mannesmann, Tacklife, entre tantas otras marcas. Sin embargo, también está presente el factor precio, por lo que entran nuevamente las dudas, ¿qué taladro comprar? ¿cuál es el mejor atornillador de relación calidad precio? ¿compro el más barato? Sin embargo, no tienes por qué atormentarte con tantas preguntas, ya que las marcas que te mencionamos anteriormente suelen elaborar productos de buena calidad y están posicionadas entre las primeras posiciones en el mercado en cuanto a la categoría de herramientas y accesorios de bricolaje. 

Lo que te recomendamos es que selecciones una opción versátil, que tenga buenos niveles de potencia, que sea ergonómico para que no tengas ningún inconveniente ni mucho menos te canses o te moleste al usarlo y que su precio se ajuste a tu presupuesto. 

Asimismo, también evalúa los accesorios y repuestos para que abarques todos los temas que se puedan presentar en un futuro y no tengas que estar sufriendo por alguna pieza que necesites más adelante.

 

 

¿Por qué es importante la potencia y la velocidad?

Ya sea un taladro o un atornillador, la potencia en ambos equipos es muy importante, ya que esta es la encargada de proporcionarle fuerza al motor para poder realizar el giro.

En otras palabras, cuanto mayor sea la potencia, el giro del motor será más potente y, por ende, no tendrás ningún tipo de inconveniente para el cumplimiento de tus labores de bricolaje. Además, hay que destacar que, la potencia del equipo puede venir expresada en voltaje o vatios, por lo que te aconsejamos que selecciones una baja para trabajos delicados y las altas, de más de 1200W para labores más exhaustivos.

Por otra parte, hay que mencionar la velocidad, ya que este aspecto también está relacionado con el motor, ya que gira en vacío a ciertas revoluciones por minuto que, tienen un efecto directo al taladrar. Exactamente, esta característica está relacionada con la potencia, por lo que una mayor velocidad, ayudará a que el motor no se esfuerce demasiado al realizar las diferentes labores. 

Por ello, te invitamos a considerar los modelos que tengan una potencia hasta 450 rpm para labores de pequeñas proporciones y de mayores para aquellos más exigentes. Aunado a ello, no hay que olvidar el regulador de velocidad, ya que así te aseguras de usar la velocidad adecuada para cada superficie.

 

¿Inalámbricos o con cable?

Esta es otro aspecto en el que muchos tienen dudas, ¿me llevo el que tiene cable o aquel que cuenta con una batería? Con un equipo que posea autonomía tendrás más libertad para moverte, ya sea de un lado a otro o hasta para llevarlo cómodamente hacia donde quiera que vayas a trabajar. Claro está, en comparación con los modelos de cable que necesitan un enchufe sí o sí para poder funcionar. 

Por lo tanto, te aconsejamos que, si sueles trabajar en casa optes por el de cable, ya que podrás posicionarte en el lugar que más se te haga más cómodo. En cambio, si necesitas hacer labores en altura, viajar o requieres mayor libertad para los movimientos de tus brazos optes por el modelo inalámbrico, ya que así tendrás un producto funcional por varias horas. Además, si adquieres unas baterías adicionales, no tendrás que preocuparte por dejar el trabajo a medias.

 

¿Diseño ergonómico o robusto?

Antes de adquirir un taladro y atornillador hay que considerar también el diseño, ya que este será el encargado de proporcionar comodidad al tener el equipo en nuestras manos. Por otra parte, con una estructura robusta podrás proteger las piezas del motor de los impactos. 

Asimismo, el tamaño también influye, pero directamente en la ergonomía, en el sentido del agarre. Algunos pueden tener mango con goma y componentes antideslizante que otorgará mayor nivel de seguridad, evitando así que se te resbale y puedas tener algún accidente que ponga en riesgo tu integridad física. Por ello, asegúrate que cuente con una estructura cómoda, pero que incluya el sistema antideslizante que acabamos de mencionar.

 

Ventajas y desventajas de un taladro y de un atornillador 

Si piensas adquirir uno de estos equipos ya sea por separado o uno multifunción, tienes que conocer que, como todo aparato eléctrico estos también poseen sus ventajas y desventajas, por lo que a continuación te mencionaremos las más importantes a considerar.

 

 

Taladro

 

Ventajas:

Brocas: Las brocas son universales, por lo que puedes adquirir un sinfín para tus labores.

Velocidad: Disponen de velocidad suficiente que disminuirá el trabajo excesivo del motor.

 

Desventajas:

Potencia: Algunos poseen una potencia estándar para labores en superficies de madera, hormigón o metal, por lo que hay que seleccionar un modelo específico.

Ruido: El sonido que emiten puede llegar a molestar los oídos.

 

 

Atornillador

 

Ventajas: 

Diseño: La gran mayoría cuentan con un diseño ergonómico que no molestará al usarlos.

Puntas: Podrás colocarle cualquier punta para poner o sacar diferentes tornillos.

Potencia y velocidad: Incluyen reguladores de potencia para sacar hasta los tornillos aislados sin comprometer el funcionamiento del motor. 

 

Desventajas:

Función: No podrás taladrar superficies. 

 

 

Atornillador multifunción

 

Ventajas

Versátil: Podrás alternar entre la función de taladro o atornillador con solo presionar el mecanismo pertinente. 

Asequibles: Hay modelos con un precio accesible, por lo que no tendrás que gastar tanto para hacerte con uno.

 

Desventajas

Repuestos: Ya que usan ambas funciones, dado el caso que se averíe el equipo puede ser más difícil conseguir el repuesto o su reparación podría llegar a ser costosa.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS