Los tipos de madera más comunes

Última actualización: 27.09.22

 

Conocer los diferentes tipos de madera y sus usos puede ayudarnos a elegir un material resistente al realizar un proyecto de carpintería, bricolaje o construcción. En este sentido, la calidad de la madera influye en el proceso de trabajo, así como en su apariencia, textura, flexibilidad y resistencia.

 

Existen muchos tipos de árboles, por lo que no es de sorprenderse que la madera esté disponible en una gran cantidad de formas y tamaños para utilizar en la construcción de objetos y estructuras. Antes de definir las diferentes variedades de maderas, es importante comprender los 3 grupos principales que podemos encontrar en la actualidad.

 

1. Maderas blandas

Las maderas blandas son cortadas a partir de árboles caracterizados por tener un tronco recto y producir frutos en forma de piña, tales como los pinos, cedros, secuoyas, entre otros. El hecho de ser consideradas blandas no indica la resistencia real de la superficie, ya que existen maderas duras que resultan más flexibles y débiles para ser trabajadas con una fresadora. Aunque también es cierto que algunas maderas duras son tan rígidas que resultan difíciles de tallar.

Hay que destacar que las maderas blandas normalmente son muy resistentes, por lo que son útiles en proyectos de construcción. En el caso del pino y abeto, son maderas blandas apropiadas para el enmarcado y reforzamiento de estructuras, mientras que la madera de cedro y secoya puede ser más apropiada para proyectos de exteriores, como el ensamblado de terrazas y muebles, ya que puede resistir la humedad y los insectos.

 

2. Maderas duras

Los árboles que conforman el grupo de las maderas duras son en su mayoría de hoja caduca, conocidos científicamente como angiospermas, ya que son capaces de producir semillas. Entre estos se encuentran el roble, la caoba, el arce, el nogal, el cerezo, entre otros. Por lo general, estas especies se utilizan para crear suelos, puertas, molduras y muebles de madera. Además, son aptas para aplicaciones de carpintería y pueden ser barnizadas con facilidad para obtener mejores acabados.

Este tipo de madera se distingue de la madera blanda porque incorpora árboles con vetas de distintos patrones, lo que favorece su atractivo. Por otro lado, debemos mencionar que entre las maderas duras también existen árboles que no son de hoja caduca, como la palma y el bambú, llamados científicamente monocotiledóneas.

3. Maderas de ingeniería

La madera de ingeniería está conformada por tablones que no se encuentran de forma natural en el medio ambiente, sino que se fabrican con los desechos de diferentes tipos de maderas en los aserraderos. Sin embargo, para su elaboración, el material debe pasar por diferentes procesos químicos y térmicos que permiten alcanzar el tamaño y consistencia deseada. Los ejemplos más populares de madera de ingeniería incluyen los tableros compuestos de fibra orientada y densidad media, así como la madera contrachapada.

 

Tipos de maderas

Roble

Esta es una de las maderas más populares y utilizadas, sobre todo en la construcción de muebles y piezas de alta calidad, ya que su superficie es resistente a los golpes y al paso del tiempo, por lo que brinda una larga vida útil. En lo referente al color, podemos conseguir roble blanco y rojo. El primero es una madera dura normalmente utilizada en los suelos, debido a que puede resistir la humedad y es fácil de sellar. Por otro lado, el roble de madera roja resulta más suave y flexible, por lo que los carpinteros la usan para ensamblar relojes y otros objetos con acabados muy delicados y detallistas.

Cerezo

Esta es una madera que proviene del árbol frutal American Black Cherry, que se distingue por su color inicial rosa claro. Al paso del tiempo, se va oscureciendo hasta adquirir una tonalidad rojiza con motas negras, generadas a partir de los depósitos de minerales en la superficie, lo que da como resultado una madera oscura. También, puede resistir deformaciones y encogimientos, por lo que es apta para ensamblar suelos de parquet y muebles.

Aliso

Es una madera dura que tiene una tonalidad casi blanca cuando está recién cortada, pero poco después adquiere un color miel, consecuencia de la exposición a la luz solar y al aire. Además, es apta para tallar y tornear, asimismo, ofrece una superficie muy lisa que puede ser teñida y pintada según tus necesidades. Por otro lado, los árboles de aliso no suelen tener un gran diámetro, por lo que su madera clara es utilizada para construir estructuras pequeñas, como muebles, marcos de fotos y objetos decorativos.

Tablero de fibra orientada

Se trata de una madera de ingeniería, por lo que para su fabricación debe pasar por un proceso de calentamiento térmico en donde se combinan las hebras con la resina, proporcionando una madera ligera y resistente. Por lo general, este tipo de tablero es completamente uniforme en tamaño y grosor, pero tiene una superficie texturizada debido a las hebras de madera, lo que puede brindar un acabado más rústico y artesanal, aunque también más difícil de pintar.

Pino

Es una madera blanda muy versátil que resulta económica y sostenible, ya que los pinos pueden crecer a grandes alturas de una forma veloz, por lo que su siembra es una de las más utilizadas en la actualidad. Asimismo, la madera de pino suele brindar tonalidades claras, que pueden ser teñidas o recubiertas con pintura transparente que actúa como sellador protector, fortaleciendo su tonalidad natural de madera amarilla.

Caoba

La madera de caoba es un material exótico de primera calidad que normalmente es utilizado en la fabricación de muebles. Suele brindar un tono rosado que se oscurece con el paso del tiempo, de igual forma, es fácil de teñir para adaptarla a los diferentes proyectos. Por otro lado, se trata de una madera cara que muchos fabricantes suelen utilizar en la fabricación de guitarras y pianos, debido a que produce tonos más limpios acústicamente.

Finalmente, debemos señalar que elegir el tipo correcto de madera puede determinar la calidad del producto terminado. Además, es importante mencionar que la madera tiene diferentes variaciones en sus propiedades estructurales, lo que puede afectar su uso en cada proyecto, así como su atractivo y durabilidad.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS