Cómo instalar fácilmente un mueble de baño

Última actualización: 23.06.24

 

Instalar un mueble de baño con lavabo puede parecerse mucho al proceso de montaje de otros gabinetes. Sin embargo, hay algunos pasos extras imprescindibles. De igual manera, se requiere el uso de herramientas y materiales adicionales para que el mueble cumpla con su función de forma correcta sin dar problemas en el futuro.

 

Entre los muebles que más se utilizan en una casa están los muebles de baño con lavabo, ya que diariamente nos veremos en la necesidad de acudir a ellos para lavarnos las manos, ponernos presentables para el día a día o extraer alguno de los productos que solemos almacenar allí.

Hay que destacar que su finalidad no solamente es práctica, sino también estética, puesto que nos permite ocultar algunos sistemas de desagüe y mangueras que son parte del baño, permitiendo que todo se vea más organizado y bello en este espacio. Por tal motivo, elegirlo de acuerdo al estilo decorativo y las dimensiones del área del cuarto de baño es muy importante.

Antes de ofrecerte todos nuestros consejos para que el proceso de montaje de tu gabinete sea un éxito, si aún te hacen falta opciones de compra para equipar tu baño, te invitamos a echar un vistazo al siguiente link https://miroytengo.es/226-muebles-de-bano-modernos-lavabo. Aquí encontrarás una gran variedad de muebles de baño modernos y muy prácticos, que combinarán estupendamente con el resto de tu decoración. Ya sea con cajones, repisas, suspendidos o con ruedas, el gran catálogo de este sitio puede ofrecerte justo la solución que necesitas.

 

Herramientas y materiales

Esta es la lista de lo que debes tener a mano:

Nivel

Taladro con brocas y puntas (tanto de estrella como planas)

Llave inglesa

Destornillador

Cinta de teflón

Cinta métrica

Silicón

Pistola de calor para silicón

Cubo plástico

Paño para limpiar

Kit de plomería

 

Cierra el suministro de agua

Para evitar incidentes incómodos, como charcos y derrames, lo mejor es trabajar con las tuberías de suministro vacías. Esto lo conseguirás cerrando la llave de paso general de tu casa y drenando la tubería en el cubo plástico que has preparado con anticipación.

Ahora, si hay latiguillos instalados, deberás desconectarlos con la llave inglesa. Este paso lo puedes aprovechar para colocar cinta de teflón en las roscas. La colocación de esta cinta no debe evitarse, porque te ayudará a evitar fugas en el futuro.

Prepara el mueble de baño

Si has adquirido un mueble de baño desmontado, entonces tendrás que dedicar tiempo a ponerlo a punto. Solo sigue las instrucciones del manual incluido con tu modelo.

Una vez que esté listo, en el caso de que se trate de un mueble suspendido, tendrás que fijarlo en la pared. Para ello, utilizarás las guías incluidas en el mueble, el nivel y tu taladro con las brocas correspondientes. Asegúrate de haber colocado todos los soportes y que el mueble se sienta sólidamente colocado. Nunca trates de ahorrarte una perforación para evadir un soporte, a la larga, puede ser un gran error.

 

Instala el lavamanos

Dependiendo del modelo de mueble, puede ser que el lavamanos requiera de una fijación adicional. En tal caso, coloca silicón en todo el borde en donde quedará situado y monta de inmediato el lavamanos. Verifica que haya quedado correctamente en su sitio y que no exista ningún tipo de balanceo.

 

Conecta los grifos

Llega el momento de realizar la instalación del suministro de agua en el lavamanos.

En el caso de que tu lavamanos tenga un sistema con perforaciones destinadas al suministro de agua, deberás colocar las llaves correspondientes en ellos. Ten mucho cuidado de apretar solo lo suficiente, para evitar dañar las roscas o el lavamanos en cuestión.

Ahora que las llaves están montadas, solo deberás conectar los latiguillos a las roscas. Al igual que lo hiciste con las salidas de agua, coloca cinta de teflón en estas roscas para evitar pérdidas en esta sección.

 

Trabaja en el desagüe del lavamanos

Ahora, deberás enfocarte en el sistema de desagüe de aguas negras del lavamanos, para lo cual deberás utilizar el kit de plomería.

Primero deberás instalar el ducto inmediato del lavamanos. Se trata de un tubo que en muchos casos incluye una válvula para graduar el caudal de agua que saldrá hacia la tubería. Sigue los pasos para ajustar la barra de cierre de esta válvula.

Posteriormente, deberás conectar este sistema de drenaje, con el drenaje general, que suele ser un orificio en la pared.

Coloca el espejo

Has llegado casi al final del proyecto y solo restan algunos pasos (que por cierto serán mucho más sencillos), entre ellos, el montaje del espejo. Utiliza la cinta métrica para identificar una altura que resulte cómoda a todos los habitantes de tu casa. Dependiendo del tamaño del espejo, ten en cuenta que los ojos deberán situarse aproximadamente en la línea imaginaria que indica el tercio superior del espejo. De esta forma, al estar de pie frente a él, será sencillo observar todo el torso y el rostro. La colocación a esta altura permitirá realizar tareas cotidianas como el afeitado, maquillaje y peinado con comodidad.

 

Verifica que no existan fugas

Después de haber realizado la conexión correcta de los latiguillos hacia las llaves, solo restará abrir la llave de paso general para que el agua vuelva a correr con libertad hacia el lavabo. Si el caudal no es constante al principio no te preocupes, es normal, primero deberá salir todo el aire que se ha quedado en la tubería antes de dar paso a que el agua fluya como se espera. Esto tomará solo un par de minutos, después se regulará el suministro.

 

Acabados finales

Para evitar que las salpicaduras afecten la parte posterior del mueble de baño, es muy importante aplicar una línea de silicón para unir el mueble con la pared. Elimina cualquier resto del material y alisa el silicón para darle una mejor presentación al trabajo, así como para facilitar las labores de limpieza.

¡Todo listo! Si has seguido los pasos con cuidado, todo deberá funcionar perfectamente y por mucho tiempo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS