Recomendaciones para usar equipo de protección personal

Última actualización: 25.09.23

 

Los proyectos que implican trabajos de construcción o que están relacionados con la decoración tienen algo en común: el uso de equipo de protección. Antes de embarcarse en este tipo de actividades es fundamental verificar que se cuenta con los medios correspondientes y que estén en perfectas condiciones. 

 

Cada vez es más común ver que las personas disfrutan de realizar sus propias reparaciones. Fabrican toda clase de muebles simples y decoran el hogar sin tener que recurrir a terceras personas. No obstante, estas actividades no pueden tomarse a la ligera. Siempre deben realizarse teniendo en cuenta el posible riesgo que conllevan y utilizando el equipo de protección adecuado en cada oportunidad. De esta forma, es posible prevenir accidentes y lesiones graves.

Por suerte, en la actualidad resulta muy sencillo adquirir toda clase de equipos de protección, tales como zapatos de seguridad, ropa de trabajo, gafas, guantes, cascos, etc. Incluso puedes encontrarlos en sitios online especializados que ofrecen extensos catálogos de artículos de seguridad, de tal manera que no tendrás excusa para realizar cualquier labor con mayor confianza y velando por tu integridad.

A continuación, mencionaremos algunas recomendaciones que no deberías pasar por alto al realizar tus proyectos de bricolaje y, en general, para desempeñar con confianza tu trabajo, si es que algún riesgo puede estar implícito en tus actividades.

 

Verifica el tiempo de caducidad de tu equipo de protección

Ningún equipo de seguridad, aunque sea de óptima calidad es eterno. Partiendo de este hecho es lógico pensar que tendrá que reemplazarse en algún momento. 

En muchos casos, el material con el que están fabricadas las gafas, el calzado, la ropa de seguridad y cualquier otro equipo tiene un tiempo de vida determinado. Transcurrido ese tiempo puede cambiar su textura, resistencia y otras características técnicas. Por consiguiente, su efectividad para protegerte podría verse disminuida.

En relación a este punto, con frecuencia los fabricantes indican la fecha de caducidad del equipo en sus etiquetas o en el empaque. Nuestra recomendación es que la revises antes de comenzar tu proyecto y te asegures de que todo está en perfectas condiciones.

 

Nunca utilices equipo de protección en mal estado

Imagina que quieres proteger tus ojos mientras cortas madera y utilizas gafas de policarbonato, pero estas presentan grietas o demasiadas rayas en la sección de los ojos. 

Esto no solo puede hacer que tu trabajo tenga un nivel de calidad inferior al esperado, ya que no podrás ver con claridad el área de trabajo; además, estas condiciones también podrían provocar un accidente. Las gafas podrían terminar rompiéndose si una astilla impacta contra ellas y, en el peor de los casos, fallar al cumplir con su función de proteger tus ojos.

De igual manera, si las suelas de tu calzado comienzan a presentar fisuras es hora de que consideres adquirir otro par.

 

Elige la talla correcta de tu equipo de protección personal

Es cierto que muchas personas no se sienten cómodas usando equipo de protección. Sin embargo, deberías saber que el equipo de protección no debe limitar tu movilidad.

Para asegurarte de que podrás moverte con completa libertad debes utilizar el equipo que vaya de acuerdo con tu talla y medidas corporales. Si bien la ropa de trabajo no es un traje sastre hecho a medida, si debe adecuarse de la mejor manera. Tómate el tiempo necesario para verificar tus medidas y compararlas contra la tabla del fabricante del equipo antes de comprar cualquier indumentaria. Esto te ahorrará muchos momentos incómodos y te permitirá trabajar con mayor libertad.

Almacena correctamente tu equipo de protección personal

Es normal que el equipo de protección se dañe debido al uso frecuente. Sin embargo, también puede deteriorarse porque no se almacena con el cuidado correspondiente o no se le da el mantenimiento adecuado.

Por ejemplo, si tu ropa de trabajo se almacena junto a objetos punzantes podría terminar rasgándose y perdiendo su capacidad para protegerte por completo. De igual forma, si se almacena sin haberse lavado, después de haber estado expuesta a sustancias corrosivas, los tejidos pueden arruinarse en poco tiempo.

De igual manera podría ocurrir con otros aditamentos de seguridad. Nuestra recomendación es que guardes por separado equipos como filtros de mascarillas y gafas, para evitar que se contaminen o se rayen.

 

Ajusta el equipo de acuerdo a las especificaciones

No tiene mucho sentido utilizar equipo de protección personal si se coloca de forma incorrecta, ya que no cumplirá debidamente con su finalidad. El paso de colocarse bien el equipo nunca debe saltarse. Por mucha prisa que se tenga por comenzar con el proyecto, siempre es mejor perder unos minutos que sufrir una lesión.

En tal caso, cualquier equipo que contenga arneses, cintas o broches deberá colocarse debidamente y siguiendo las indicaciones de su fabricante.

En general, cualquier equipo debe quedar firme sobre la zona que cubre, sin llegar a interferir con la circulación de la sangre, pero tampoco de forma demasiado holgada. Los cascos no deben moverse o girarse de su sitio. Asimismo, los guantes deben cubrir hasta la zona correspondiente dependiendo de la actividad que se va a realizar.

 

Notas adicionales

En proyectos de bricolaje es muy común que las personas, al no contar con supervisión, pasen por alto algunas medidas de seguridad. Por eso, a continuación mencionaremos algunas que debes tener en cuenta.

Siempre desconecta sierras eléctricas y cualquier herramienta de corte cuando tengas que manipularla.

Nunca utilices equipos que giran a altas velocidades (sierras, lijadoras, routers, etc) sin protección para las manos y los ojos. 

Si el número de decibeles que genera la herramienta que utilizarás para trabajar alcanza o supera los 85 dB es importante que utilices protección para tus oídos. Recuerda que las altas frecuencias o la exposición constante a sonidos muy intensos puede causar daños irreparables.

Si trabajas con solventes o sustancias inflamables deberás asegurarte de estar en una zona ventilada y libre de energía estática.

Esperamos que estas medidas te ayuden a disfrutar más de tus proyectos, sabiendo que la probabilidad de sufrir algún percance es notablemente menor.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS